mujerHoy

belleza

Atracones sin efectos secundarios

Arranca la cuenta atrás pre-navideña y tenemos los mejores trucos para preparar tu cuerpo y tu mente para los excesos.

Varios comensales, en una mesa.
Varios comensales, en una mesa. FOTOLIA

Cenas de empresa, reencuentros con amigos o familiares y, por supuesto, las tradicionales comilonas... El 38% de los españoles realiza entre dos y tres comidas con familiares y amigos durante la época navideña, el 16% de ellas fuera de casa, donde resulta aún más complicado controlar los excesos. Además, un 22% de los consultados hace más de seis comidas durante los días de celebraciones, según los datos de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.

Durante esos días la tendencia a descuidar la alimentación tiene como consecuencia un incremento de peso entre los dos y los cuatro kilos de media, dependiendo de la persona y de sus hábitos. Para mantener el peso durante estas fechas la Dra. Amaro, Directora de la Clínica Feel Good, propone:

  • Bebe todos los días un vaso de agua en ayunas, a ser posible fría. Esto va a provocar que el cuerpo tenga que quemar calorías para calentar el agua, lo que supone que se ingieren 0 calorías mientras que el cuerpo sí las consume.
  • Incluye en la dieta abundante fruta. Una manzana antes de comer o cenar nos saciará lo suficiente como para que lleguemos con menos apetito a la mesa y facilitará que consigamos así un vientre más plano.
  • Consume más pescado que carne. Recuerda que es preferible tomar pescados blancos dado que son muy diuréticos, poco calóricos y tienen un alto contenido en proteínas.
  • Dedica un mínimo de 20 minutos a comer. Si comes de manera pausada te saciarás antes y tendrás una m ejor digestión.
  • Haz más de ejercicio del habitual. Como mínimo se recomienda andar 30 minutos. En estas fechas tenemos que intentar ampliarlo a 60 minutos. Esto nos ayudará a mantener a raya los excesos de las fiestas navideñas. Se debe caminar por la mañana y por la tarde y no utilizar el ascensor.
  • Duerme correctamente. Es una pauta básica. Se debe descansar un mínimo de 7 horas dado que no hacerlo aumenta nuestro apetito (fundamentalmente hacia alimentos hipercalóricos), y disminuye las ganas de realizar ejercicio.
  • Haz cinco comidas al día. Existen varios motivos. El primero, porque no es bueno estar mucho tiempo sin ingerir alimentos, de este modo se llega a la siguiente comida con más hambre y se actúa de manera compulsiva ante el plato. Por otro lado, cada vez que comemos ponemos en marcha todos los mecanismos del sistema digestivo gastando energía. Además del desayuno, la comida y la cena deberíamos incluir una pieza de fruta o un lácteo 0% de materia grasa a media mañana y a media tarde.

Evita la tentación de hacer dietas rápidas

Semanas antes de la maratón social navideña suele aparecer, según explica la Doctora Ana Bellón, la tentación de llevar a cabo dietas rápidas y de última hora, al igual que sucede durante las vacaciones de verano o en los días previos a un evento familiar, sin que tengamos en cuenta el llamado "efecto rebote o yo-yo". Éste consiste no sólo en recuperar el peso tan rápido como se ha perdido, sino en incrementarlo; en subir de kilos en cuanto dejamos la dieta.

Al adelgazar de forma descontrolada, sin seguir pauta alguna de tiempos, alimentos y porciones activamos, según explica la doctora, el mecanismo innato de supervivencia que todos tenemos y que, en este caso, incita al cuerpo a recuperar el peso perdido. En cuanto vuelve a tener a su disposición hidratos, grasas, azúcares y otros alimentos, los almacena por si acaso volvemos a ponernos a dieta. Esta reserva orgánica de energía ante un nuevo peligro no sólo iguala los niveles calóricos, sino que los incrementa.

Una dieta controlada que preserve la masa muscular y que ataque la grasa depositada es, según la experta, un recurso práctico para evitar ese efecto rebote:

  • No pases hambre. El organismo, tal como se ha explicado, tomará nota y “guardará para cuando no haya.”
  • No te saltes ninguna comida. Cena ligero, pero toma algo antes de acostarte. Mejor proteínas y verduras. Pescado, mejor.
  • Nada de alimentos lights, que nos incitan a consumir más cantidad ante la falsa creencia de que no engordan.
  • Si no puedes pasar sin el pan, busca el de “masa madre”, artesanal, el que tiene agujeros en la miga.
  • Los cereales deben ser integrales y los frutos secos, sin tostar.
  • Toma lácteos desnatados.
  • Muévete: haz deporte o simplemente camina, pero muévete.

Estos son, según las expertas, algunos de los consejos que pueden ayudar a que mantengamos el peso en esos días, si bien la Doctora Amaro recuerda que lo importante es realizar una dieta de forma continuada y saludable que nos ayude a mantener unos buenos hábitos de por vida. "Se pueden cometer pequeños excesos pero si luego en el día a día se compensan", aclara.

Horóscopo