mujerHoy

belleza

Cómo leer las etiquetas de las cremas

Toda la información sobre los cosméticos que utilizas están en ellas, aunque a veces parece imposible descifrarlas.Te damos las claves para entender lo que realmente te interesa.

Mujer aplicando crema facial
Mujer aplicando crema facial gtres

El orden de los factores sí altera el producto

Si crees que nos equivocamos, es que prestaste atención en clase de matemáticas... Pero en la etiqueta de las cremas, el orden en el que aparecen los ingredientes establece sus niveles de concentración. Te permite saber que los primeros son los más abundantes y los últimos son apenas testimoniales en la fórmula del producto. Los cinco iniciales son los más importantes. Aunque a veces el primero sea agua, lo importante es que los siguientes sean los activos de los que la crema hace gala. Si es hidratante, que sean glicerina y hialuronato sódico; si es una antiedad, que sean resveratrol, niacinamida o algún tipo de péptido. Pero si, en lugar de eso, son sulfatos o dimeticonas (nombre técnico de las siliconas habituales), mala señal.

Los ingredientes realmente importantes

El retinol y la vitamina C son los activos antiedad más potentes y, cuanto mayor es su porcentaje, más efectivos resultan. Pero también son los más irritantes. En el caso de la vitamina C, te interesa que aparezca en su versión menos agresiva, el ácido ascórbico. Apunta también que el retinol más estable, el retinaldehído, se tolera mejor y es igual de efectivo que el ácido retinoico, que tiene mejor fama.

Lo que tienes que evitar

Si tu piel es sensible o tiende a reaccionar con todo, procura elegir productos sin fragancias, sin conservantes, como los parabenos, y sin glicol de propileno, una sustancia para retener el agua en las cremas que, en grandes cantidades, es dañina para ti y el medio ambiente. Y no te preocupes tanto por los oil-free si tienes granitos: los únicos aceites que bloquean los poros son los minerales.

Los que trabajan en la sombra

Algunos de los ingredientes no están pensados para el objetivo inicial (hidratar, retrasar las arrugas, acabar con las manchas), pero ayudan a conseguir otros. Por ejemplo, los que incluyen en su nombre las letras EDTA o EDDS sirven para evitar que los metales pesados del agua degraden algunos de los ingredientes de las cremas.

Con péptidos y semilla de algarroba. Regenerist de Olay (29,99€)
d.r. Con péptidos y semilla de algarroba. Regenerist de Olay (29,99€)
Con vitamina C. LiftActive Dosis Anti-Oxidante y Anti-Fatiga de Vichy (33€)
d.r. Con vitamina C. LiftActive Dosis Anti-Oxidante y Anti-Fatiga de Vichy (33€)
Con Resveratrol. Concentrado antiedad con Vitamina ACE q10 con Sicilio Orgánico de Farma Dosch (36,40€)
d.r. Con Resveratrol. Concentrado antiedad con Vitamina ACE q10 con Sicilio Orgánico de Farma Dosch (36,40€)

Horóscopo