mujerHoy

celebrities

La gala de los Oscars 2017 en trece detalles curiosos

Desmenuzamos algunos de los detalles de la gala de los 89 Premios Oscar.

Michael J. Fox y Seth Rogen con el Delorean a sus espaldas.
Michael J. Fox y Seth Rogen con el Delorean a sus espaldas. twitter.

Vestidos, peinados, fotos divertidas... Los medios de comunicación realizan el despliegue habitual en la gran noche de los Oscar. La misma en la que las redes sociales se inundan de comentarios, críticas y memes.

Pero hay ciertos detalles que pueden pasar desapercibidos para el espectador y que pasamos a enumerar para que aporte datos con fundamento a sus conversaciones sobre la gala en las tertulias del día posterior.

Desmenuzando la gala...

  • El tono. La crítica política ha sido inevitable. Jimmy Kimmel ha estado divertido pero no feroz. Su golpe más bajo ha sido para O.J. Simpson, insinuando que podría celebrar el Oscar al documental sobre su juicio sirviéndose otra loncha de mortadela en su sándwich carcelario.
  • Un Delorean en el escenario. Un DeLorean, Michael J. Fox y las zapatillas del futuro. El sueño de Seth Rogen –y el de millones de espectadores– hecho realidad. Un guiño a toda una generación para presentar el Oscar al Mejor Montaje y todo un homenaje a una estrella marcada por la enfermedad de Parkinson, frente a la que no se ha rendido jamás.
  • El discurso de la presidenta de la Academia. Breve, cargado de buenas intenciones: “El cine es una comunidad incluyente. El arte no tiene fronteras, no tiene un solo idioma y no tiene una sola fe”.
  • ¡Penélope Cruz! No daba premio, pero siempre nos hace ilusión verla. Y ahí estaba la española en un vídeo-repaso de los agradecimientos de actrices secundarias, todas ellas actrices de primera.
  • La pareja más hermosa. Tras un homenaje a una obra maestra, 'El apartamento', aparecen en el escenario Charlize Theron y Shirley MacLaine, Hermosas por fuera y por dentro. Dos estrellas.
  • 45”. Es el tiempo que tienen los ganadores para sus agradecimientos. Pero hay una regla no escrita para los intérpretes: Viola Davis es el claro ejemplo, con un discurso algo forzado y lacrimógeno. (“La acaban de nominar a un Emmy por ese discurso, “ ironizó Jimmy Kimmel)
  • Los Oscar de Trump. Nunca sabremos qué parte de culpa ha tenido el Presidente de los Estados Unidos de la victoria de la película iraní, cuando entre en ese apartado se encontraba Toni Erdmann, la comedia alemana (bueno, cuando la vean entenderán que el humor alemán es algo inexplicable, si es que existe) ganadora de la Palma de Oro. De paso, se ha producido la paradoja de ver cómo el discurso de agradecimiento más duro contra Trump venía del único ganador ausente en la ceremonia por motivos políticos. Tampoco sabremos si el veto al inspirador del documental Los cascos blancos, centrado en el conflicto sirio, ha podido influir en su victoria. Al menos el boicot les dio visibilidad entre los académicos durante las votaciones.
  • El 'show'. Las canciones nominadas, interpretadas en directo, se convierten en los momentos de 'show' televisivo para 'desengrasar' después de tanto premio. Curiosamente, en España no se utiliza este recurso para los Goya. Hace años que la gala no sorprende por puestas espectaculares, pero eso no quiere decir que no se puedan conseguir momentazos inolvidables. Lo hizo Ellen DeGeneres con un selfi, Jimmy Kimmel ha seguido sus pasos con sencillas ideas, como mandar un tuit a Donald Trump en directo, como la lluvia de chuches, la presentación a lo Simba del Rey León o, incluso, llevar a la ceremonia secciones de su programa de televisión, como la de los tuits crueles
  • Pareja 'top' de sobrevalorados. Meryl Streep, que bromeó al salir junto a Javier Bardem de que ya podía retirarse, no imagina que el español también comparte sambenito con ella. Pero con un océano por medio. Ironías del destino.
  • El 'running gag'. Jimmy Kimmel y Matt Damon llevan tiempo gastándose bromas. Incluso algunas subidas de tono con vídeos musicales que se han vuelto virales. Al juego se sumó Ben Affleck, realizando un contraataque... Aunque los espectadores españoles no hayan estado al tanto de todas las faenas que se han gastado mutuamente, han podido comprobar en la ceremonia cómo es esa relación amor-odio cargada de humor. Jimmy ha comentado "Un lugar para soñar", una de las peores pelis de Damo, en la que su personaje se compra un zoo... "Cómo es Matt. No tiene ningún talento evidente, pero se lo curra", antes de darle paso al escenario. Cuando la música ha sonado para impedir que pudiera seguir hablando, hemos descubierto al propio presentador dirigiendo la orquesta. Esto es lo que se llama un "running gag", es decir, un chiste que no se agota en sí mismo sino que continúa, se retroactiva, da pie a otras bromas sobre el mismo tema... Y ese juego, además, genera complicidad con el espectador de su programa de televisión.
  • Gael se salta el guion. El mejicano García Bernal ha querido rendir tributo a los migrantes, a los trabajadores, a los latinoamericanos –reconociéndose como todo eso a la vez– haciendo patente su rechazo al muro que los separa. Entre el Oscar a Película y a Corto de Animación ha levantado a muchos académicos, que le han aplaudido por ser el único de los entregadores en apostar por un mensaje directo y de compromiso sin perder la sonrisa. Crítica de hierro con guante de seda. Elegante.
  • Bonnie&Clyde. Rendir homenaje a un clásico como Bonnie&Clyde de la mano de sus protagonistas, Faye Dunaway y Warren Beatty, qué maravillosa excusa para ver a los veteranos, reconocer su talento y su trabajo, su influencia en las siguientes generaciones. Ambos entregando el Oscar a la Mejor Película. Como debe ser.
  • Lo nunca visto. Lo nunca visto. En Hollywood, porque en España ya teníamos precedentes de un error así en los Goya. Un sobre equivocado, un premio equivocado. Pero no un premio cualquiera: EL PREMIO. La Mejor Película del Año. Va a traer cola. Y con razón. Máxime cuando en las últimas semanas 'La La Land' había empezado a generar rechazo por saturación en muchos críticos y espectadores. Se había llegado a odiar la película. Es incuestionable su exagerado reconocimiento previo, situándola con sus 14 candidaturas al nivel de 'Eva al desnudo', pero tampoco se merecía un final así, empañado por lo que muchos considerarán un robo, sobre todo viniendo de los mismísimos Bonnie & Clyde. Se revisarán protocolos, se buscarán culpables, pero el daño está hecho: 'La La Land' habla del sueño de triunfar en Hollywood pero está condenada a va a convertirse en símbolo del fracaso en Hollywood. Qué ironía.

Seguro que también te interesa...

Oscars 2017: los mejores memes del pelo de Halle Berry

Oscars 2017: la dedicatoria de Mahershala Ali, Mejor actor de reparto, a su mujer y a su hijo recién nacido

Así puso a bailar Justin Timberlake a todos los asistentes a los Oscars 2017

Oscars 2017: las siete 'perlas' de Jimmy Kimmel, presentador de la gala

Oscars 2017: el esperado arranque de Jimmy Kimmel

Horóscopo