mujerHoy

celebrities | Entrevista

Javier Cárdenas

presentador

Las redes están llenas de cobardes

Javier Cádernas en el plató de 'Hora punta'.
Javier Cádernas en el plató de 'Hora punta'. tve.

'Hora punta', el programa que presenta, acaba de renovar. Lo hace en medio de las polémicas que suscitan sus palabras, tanto en la tele como en la radio.

Nadie puede acusarle de no ser una persona transparente: es impulsivo, apasionado, derrocha energía cuando habla de sus programas –'Levántate y Cárdenas', en Europa FM, y 'Hora Punta', en TVE–, pero es incapaz disimular lo que le gusta y lo que no. Se le nota. Vive lo que dice con la intensidad de quien sabe que sus palabras provocan una reacción.

Corazón Parece que le acompaña la polémica…

Javier Cárdenas Pues yo no la busco. Tampoco la esquivo, pero desde luego no soy quien la provoca. Lo que sucede es que es más fácil meterse con un presentador de TVE que con uno de una televisión privada, que tiene un grupo mediático detrás que puede responder a cualquier ataque con otro. Se meten por cobardía, porque no se atreven con los demás y porque saben que TVE no alimenta los escándalos en sus programas. En los medios de este país hay un ‘pin pan pún’ que al final paga la televisión pública. Y en mi caso, además, sé por qué y de dónde vienen los ataques: por significarme políticamente en Cataluña y por la reacción de una prensa subvencionada. Pero la gente ha pillado de qué va la cosa.

C. Pero en la radio ha encontrado un buen mecanismo de defensa.

J.C. Sí. Y eso me permite reaccionar de otra manera, defenderme directamente, poner coto a las mentiras y las manipulaciones. Desde que comenzó Hora punta se han publicado falsedades que he podido rebatir en la radio. Aunque las explicaciones tienen menos repercusión que los rumores malintencionados.

C. ¿Como el supuesto mal rollo entre el equipo?

J.C. Por ejemplo. Cuando se dijo que nos llevábamos mal, el rumor apareció en todas partes. Cuando el equipo colgó un vídeo colándose en mi camerino mostrando el buen rollo , ese ya no lo sacó nadie. Pero está en nuestras redes, cualquiera puede verlo. Las cosas buenas nunca son noticia.

C. Pues una buena noticia es la renovación de 'Hora Punta'.

J.C. Estamos encantados. Hemos demostrado que, con esfuerzo e imaginación, se puede ganar a programas potentes de la competencia con mucho más presupuesto que nosotros. Eso nos enorgullece más, si cabe. Tenemos un programa en el que los invitados se lo pasan en grande y saben que van a encontrar a su lado a profesionales de otro campos.

Yo no busco la polémica, pero tampoco la evito"

C. No contará más con Torito como colaborador. ¿Qué ha pasado?

J.C. Acaba de ser padre y es muy estricto con su agenda. El único día que podía desplazarse a Barcelona coincidía con el día en que se ha recortado la duración del programa. Me propuso hacer reportajes, pero yo lo quería en plató. ¡Tengo en el móvil su mensaje de despedida! (lo lee): "Te he cogido mucho cariño. Seguro que nos veremos pronto". De todo se hace un mundo...

C. No parece tener buena relación con las redes...

J.C. No me gusta su lado oscuro. Antes también se viralizaban las historias, se corría la voz y era directo, tú se lo contabas a alguien... Ahora parece una versión del juego del teléfono roto en el que, amparándose en el anonimato, se dicen barbaridades. Debemos reflexionar sobre su uso. Sucede lo mismo con las corrientes de opinión organizadas para hacer trending topics. Twitter tiene millones de usuarios y bastan unos miles de mensajes para generar una opinión determinada. Es tremendo porque, además, están llenas de cobardes.

Muy personal

Estudió música y cantó a las órdenes de la 'mezzosoprano' Anna Ricci. No llegó a barítono pero compuso una canción para la banda sonora de 'Absolon', una película protagonizada por Christopher Lambert, y tiene un disco, ‘Siéntelo’. Tiene un Ondas. Fue campeón de España de fútbol americano. ¿Casualidad?

C. ¿Se puede conciliar el amor y la vida personal con dos programas diarios?

J.C. Yo ahora estoy sin pareja, pero cuando acabo el trabajo me entrego a la familia, a los amigos.

C. ¿Le da tiempo a practicar deporte?

J.C. Solo me da para entrenamiento de mantenimiento. Intento correr, jugar al pádel y montar a caballo.

C. Pero se cuida... ¿Hace dieta?

J.C. No, entre otras cosas porque no podría seguirla con estos horarios. Pero siempre he comido mucho. Y de todo. No he tenido problemas.

C. ¿Es aventurero?

J.C. Mucho. Incluso organizo mis vacaciones para poder realizar deportes de aventura. Me encanta sentir la adrenalina, aunque no soy Calleja, ya me gustaría.

C. ¿Cómo se define?

J.C. Soy un tipo normal. Ese punto de locura o los cambios de humor se pasan con la madurez. Ahora valoro las cosas sencillas.

C. ¿Es pasional o cerebral?

J.C. Pasional. Soy también muy impulsivo. Con la edad me he tranquilizado, pero la combinación es explosiva.

C. ¿Qué es lo que le hace estallar?

J.C. La injusticia. Es como un resorte automático: veo una injusticia y salto.

C. ¿Es de los que se rinde?

J.C. Nunca. Yo cuando entablo una batalla voy hasta el final. Tampoco me gusta iniciar guerras que sé ganadas de antemano. Me van los retos, el riesgo, enfrentarme a los grandes sabiendo que puedo perder, pero que merece la pena intentarlo.

C. ¿Se siente libre?

J.C. Sí. Y voy por libre. Nadie me defiende, no soy un protegido.

C. ¿Lo suyo es suerte?

J.C. Es karma. Cada buena acción me ha sido devuelta con creces. Eso me hace feliz. Creo que todos en esta vida tenemos que dar a los demás: no hablo solo de lo material, sino de ayudar de alguna manera.

Seguro que también te interesa...

El ataque de Ana Obregón a Javier Cárdenas tras poner en duda que sea bióloga

Horóscopo