mujerHoy

celebrities

La experiencia hindú de Rappel

Acudió a un acto con Brahmarshi Gurudev, el maestro espiritual más importante de los hinduistas, celebrado en la malagueña benalmádena.

Rappel junto a Brahmarshi Gurudev.
Rappel junto a Brahmarshi Gurudev. josele sánchez.

Se llama Brahmarshi Gurudev, es considerado el maestro espiritual más importante por los hindúes y Rappel (72) pudo comprobar el buen rollo con el que se sale después de uno de sus encuentros. El primero que realizaba en nuestro país, por cierto.

El futurólogo acudió a un evento celebrado en el templo hindú de Benalmádena (Málaga) organizado por unos joyeros hindúes afincados en la Costa del Sol. "A mí me invitaron porque conozco a un joyero hindú que importa joyas y diamantes en España", nos cuenta.

Fue un acto bonito, bondadoso, de buen rollo, relajado..."

Emocionado, Rappel asegura que fue un acto "bonito, bondadoso, de buen rollo, relajado…". Durante casi cuatro horas, asistió a una charla "en la que se hablaba del más allá, de la fuerza…", aprendió a abrir los chacras "para limpiarlos y predisponerlos para que nos entre la luz, el conocimiento, la sabiduría…" y, finalmente, realizaron unos ejercicios de relajación.

El elegido

Aunque el momento más emotivo lo vivió cuando el maestro decidió quitarse el collar que llevaba puesto y regalárselo. Sí, porque aunque nuestro colaborador pensase que se trataba de una especie de intercambio, de un saludo, lo cierto es que Brahmarshi Gurudev se desprendió del complemento que llevaba al cuello. "Cuando entró, me vino a saludar. Me cogió la cara con sus manos y llevaba un collar de ámbar, una especie de guía espiritual con un borlón abajo: se lo quitó y me lo puso. Los hindúes no daban crédito", relata.

Rappel durante los ejercicios en el templo hindú de Benalmádena, Málaga.
Rappel durante los ejercicios en el templo hindú de Benalmádena, Málaga.

La comunidad hindú de Benalmádena no podía creérselo por una razón principal: este gurú no toca a nadie y, si lo hace, es porque "te considera una especie de elegido". Rappel va más allá y explica que "para los hindúes es un dios vivo, le adoran y le veneran".

Pero para Brahmarshi tampoco pasó desapercibida la energía positiva que desprende el vidente. Así que, no contento con haberle dado su collar en señal de agradecimiento, se fundió en un abrazo de despedida con él. "Me dijo que contara con su amistad, con su apoyo y con su luz. Fue muy entrañable y muy emotivo". Y le instó a volver a verse. Quizá la próxima sea en Tirupati, la India, donde Brahmarshi tiene su templo.

Seguro que también te interesa...

La butaca de Paloma Gómez Borrero en el debut de Rappel en el teatro

"Es mentira que estoy arruinado"


Horóscopo