celebrities

Naomi Campbell: la modelo que golpeaba como Mike Tyson

Pasan los años y no se retira. ¿Para qué, si las marcas la siguen llamando y no le falta el trabajo? su cara parece distinta, pero lo que no cambia es su fama de violenta.

La modelo, en una aparición.
La modelo, en una aparición. gtres

Ha reaparecido en París, sobre la pasarela con 47 años. Le habían puesto una especie de mallas de ciclista blancas. Estaba estupenda, como siempre, aunque también algo cambiada. Su cara parecía distinta. Daba la impresión de haberse sometido a algún tipo de tratamiento o haberse hecho algo. Normal si tenemos en cuenta su edad y su profesión.

Muy lejos queda su primera aparición pública, a los siete años, en un vídeo de Bob Marley. O su primera portada, antes de cumplir los 16. Desde entonces no ha parado de triunfar. Ni de liarla. Porque si por algo es famosa Campbell, además de por su belleza, es por su endemoniado carácter y sus ataques de ira.

Condenas y servicios sociales

En este caso no hablamos de rumores o historias sin confirmar, sino de denuncias, juicios y condenas en firme. En 1998, por ejemplo, agarró del cuello a Georgina Galanis, su asistente personal, y con el móvil en la otra mano empezó a golpearla. Ante el tribunal, la modelo se declaró culpable y el caso se resolvió con un acuerdo secreto para indemnizar a la víctima y el compromiso por parte de la agresora de asistir a clases para aprender a manejar la ira. Lástima que dichas lecciones no funcionaran, ya que las denuncias contra ella se han sucedido desde entonces.

En 2007, Naomi volvió a ser condenada por pegar, también con el móvil, a una empleada doméstica a la que acusó de haberle robado unos pantalones que no encontraba. Cumplió los cinco días de servicios sociales que le impusieron, limpiando en un garaje, de forma muy particular: se presentaba con tacones, pieles y casi como si estuviera en la pasarela. El último día, hasta apareció con un vestido plateado de Dolce & Gabbana. La siguiente agresión fue, nada más y nada menos, que a un policía en el aeropuerto de Heathrow (Londres). Esto le valió, además de una multa y más servicios a la comunidad, la prohibición de por vida de volar con British Airways. La última condena es, por ahora, las más grave de todas: seis meses por golpear con su bolso a un fotógrafo italiano, pero no tendrá que pisar la cárcel.

La modelo con sus exparejas.
La modelo con sus exparejas.

Puñetazos y barbitúricos

Aunque el objeto de su ira no siempre son sus asistentes personales, empleadas domésticas o paparazzi. También se ha peleado con algunas amigas, como ocurrió con la actriz italiana Yvonne Sciò, a la que dejó sangrando después de pegarle varios puñetazos. «Parecía Mike Tyson», contó luego la víctima. La comparación no iba desencaminada, ya que el boxeador y la top fueron novios hace décadas. Algo similar ocurrió con Cara Delevingne, en 2015. Según contó Page Six, esta última hizo un comentario sobre Rihanna que a la diosa de ébano no le sentó bien y se lió parda. Ambas modelos se gritaron, empujaron y Cara hasta trató de arrancarle las extensiones a su rival sin demasiado éxito. Campbell negó esta historia vía Twitter. La otra ni se pronunció.

Por no hablar de sus ex. Con Briatore anunció, incluso, que se casaba, pero la pareja no llegó al altar. La relación, según cuentan, era bastante turbulenta. Mucho más breve, aunque también más trágico, fue lo suyo con Joaquín Cortés. Hace ya 20 años de aquella historia, pero la recordarán. Tras unos meses de pasión, la modelo acabó en un hospital de Las Palmas por una sobredosis de barbitúricos. Los clientes del hotel en el que se alojaban avisaron alarmados a la policía por la bronca que la pareja estaba teniendo. Y por las amenazas de ella de suicidarse, algo que, por fortuna y por los pelos, no ocurrió.

Seguro que también te interesa...

¿Se pelearon Naomi Campbell y Rihanna por el magnate saudí?

Versace rescata a las tops de los 90

Naomi Campbell se reconcilia con las Instagirls y con Rihanna


Horóscopo