celebrities

Gary Oldman, el actor que odiaba los Globos de Oro (y ganó uno)

No tiene pelos en la lengua y más de una vez ha estado a punto de acabar con su carrera por bocazas. Ahora por fin ha aprendido a controlarse.

Gary Oldman recogiendo su globo de oro.
Gary Oldman recogiendo su globo de oro. d.r.

Menos mal que esta vez mantuvo la boca cerrada. Subió al escenario, recogió su Globo de Oro y pronunció un convencional discurso con un par de chistes y los agradecimientos de rigor. Vestía, además, de negro riguroso, como el protocolo que marcaba esa noche. Gary Oldman, a los 59 años y con casi 40 de experiencia a sus espaldas, acaba de conseguir su primer galardón importante gracias a su interpretación de Winston Churchill en El instante más oscuro.

Muy lejos parece quedar ya la ocasión en la que dijo que estos premios estaban "corrompidos". O cuando se marcó esta espectacular rajada sobre la gala: "Es un evento sin sentido. La Asociación de la Prensa Extranjera te toma el pelo haciéndote creer que está pasando algo. Son ridículos, 90 'donnadies' y todos están borrachos. Boicoteémosles. Digámosles que no vamos a jugar este juego tan tonto nunca más. Los Oscar son diferentes".

Eso fue en 2014, en la revista Playboy, donde también aseguró que Hollywood era "una ciudad manejada por los judíos" y arremetió casi contra todo el mundo, incluido el Papa, así que no le quedó más remedio que disculparse para no arruinar su carrera.

Tampoco el alcohol le ha ayudado demasiado. Llegó a beber dos botellas de vodka al día, a elegir sus papeles lanzando una moneda o a necesitar un pinganillo para que le dijeran el texto. Hasta que Demi Moore se cruzó en su camino durante el rodaje de La letra escarlata y le abrió los ojos: "Me dijo que estaba muy enfermo y que debía dejarlo".

Sus parejas y matrimonios

Su ingreso en un centro de rehabilitación, según se dijo, obligó a cancelar su boda con Isabella Rossellini, con la que mantenía una romance entonces, aunque él lo negó: "Nunca estuvimos oficialmente comprometidos". Oldman antes se había casado dos veces.

La primera con la actriz inglesa Lesley Manville y la segunda con Uma Thurman, que ha descrito así su relación: "Fue un error. Nos conocimos cuando yo tenía 18 años y él 12 más. Fue mi primer amor, una historia de un amor loco". Mucho peor resultó su siguiente matrimonio.

Gary Oldman junto a su exmujer Lesley Manville.
Gary Oldman junto a su exmujer Lesley Manville.

A Donya Fiorentino la conoció en Alcohólicos Anónimos, se casaron en 1997, tuvieron dos hijos y cuatro años después protagonizaron un complicado divorcio. Ella le acusó de haberla pegado y recordó sus excesos: "Me contó que algunos fines de semana llegó a gastarse más de 18.000 dólares en alcohol, drogas y prostitutas".

Oldman respondió que su ex mentía, que le había hecho creer que estaba desenganchada, que por los celos de ella había tenido que tatuarse su nombre en el anular y que las acusaciones de malos tratos fueron investigadas por la policía y no se presentaron cargos en su contra.

Vida familiar

El juez falló a su favor y le concedió la custodia de los hijos. "Tuve un descarrilamiento familiar y me encontré con esos dos chicos, quería estar con ellos. Ha sido maravilloso. Ellos son mi mayor logro. Me encanta despertarles, hacerles el desayuno y llevarles al colegio", ha comentado el actor sobre esa etapa en la priorizó sus obligaciones familiares y en la que rodó varias entregas de Batman y Harry Potter porque le pagaban bien y le dejaban tiempo libre.

Su siguiente matrimonio, con Alexandra Edenborough, resultó más tranquilo. "No estoy orgulloso de que sea el cuarto, pero este va a ser el bueno y espero que el último", declaró cuando el amor les sonreía. Seis años después, el divorcio se resolvió con un desembolso de más de tres millones de dólares por parte de él y buenas palabras: "Estoy agradecido por los buenos momentos que hemos vivido y seguimos siendo amigos".

Gary Oldman junto a Alexandra Edenborough.
Gary Oldman junto a Alexandra Edenborough.

En septiembre, Oldman volvió a casarse. Su quinta mujer se llama Gisele Schmidt y se dedica al arte. "Somos como dos gotas de agua. Tengo casi 60 años y por fin creo que estoy en casa", ha dicho él. Encima, con un Globo de Oro y todo parece indicar que el 4 de marzo se llevará también el Oscar.

¿Sabías que Gary Oldman es Aries? Consulta su horóscopo

Seguro que también te interesa...

Escupiendo a Hitler

Unos Globos de Oro para la historia

Globos de Oro 2018: lista de ganadores


Horóscopo