mujerHoy

celebrities

Meghan Markle: fabricando una princesa

Aunque en Inglaterra dan por hecho que el anuncio de su compromiso llegará antes del otoño, Meghan Markle se prepara para convertirse en una princesa moderna. PERO la pregunta es otra: ¿irá a la boda de Pippa Middleton?

Meghan Markle, novia del príncipe Enrique de Inglaterra.
Meghan Markle, novia del príncipe Enrique de Inglaterra. agencias.

nas semanas antes de anunciar su compromiso, en noviembre de 2010, el príncipe Guillermo acudió a la boda de uno de sus amigos junto a Catalina. Aquel día, se dejaron fotografiar más sonrientes que nunca. Fue el preámbulo oficioso al anuncio oficial. Ahora, otra boda podría sellar el futuro del príncipe Enrique y su novia, la actriz Meghan Markle.

El 20 de mayo, Pippa Middleton, hermana menor de la duquesa de Cambridge, se casará con el multimillonario James Matthews en una boda íntima a la que asistirán 150 invitados en Berkshire. Y la pregunta que se plantea ahora es si Enrique acudirá acompañado. Según ha informado el Daily Mail, la hermana de Catalina está preocupada porque la presencia de la actriz logre eclipsarla. De hecho, según este medio, Pippa querría hacer prevalecer la norma no escrita de que los invitados solo pueden traer a sus parejas si existe un compromiso matrimonial.

Desde que el verano pasado se conocieran a través de un amigo en el club privado Soho House de Londres, la relación entre el príncipe y Markle se ha consolidado a un ritmo vertiginoso. Él mismo dejó claro que el noviazgo iba en serio cuando, en noviembre, pidió respeto para su novia a través de un comunicado.

En estos meses, el príncipe se la ha presentado tanto a su padre, el príncipe Carlos, como a su hermano y su cuñada. Markle también ha conocido a los amigos de Enrique, con los que la pareja estuvo esquiando en Suiza y celebrando la boda de uno de los íntimos del príncipe en Jamaica. Aunque la actriz reside en Toronto –donde se rueda su serie–, en los últimos meses ha pasado mucho tiempo en Londres, donde la pareja ha compartido cenas románticas o visitas al Museo de Historia Natural después de la hora oficial de cierre. Cuando está en la ciudad, Markle se aloja en el apartamento de dos habitaciones del príncipe en Kensington. Sin embargo, según el Daily Mail, Enrique querría instalarse con ella en uno más grande en el mismo palacio, cuyas obras de remodelación ya estarían en marcha.

Mientras tanto, la actriz ya está preparándose para la que podría ser su nueva vida en Londres. Para empezar, se espera que la que está rodando ahora sea su última temporada en la serie Suits. Según la web E Online, Markle estaría dispuesta a abandonar por completo su carrera en los próximos meses. En cambio, está publicitando más que nunca su faceta humanitaria. No es algo nuevo para ella. Política y socialmente comprometida desde niña, Markle trabajaba como voluntaria en los comedores sociales de los barrios más pobres de Los Ángeles siendo solo una adolescente. Pero en el último año, la actriz ha colaborado además con Naciones Unidas y ha visitado Ruanda y la India como embajadora de la ONG canadiense World Vision. Además, hace unas semanas, Time publicaba una carta firmada por ella sobre el estigma de la menstruación en el tercer mundo.

Por el contrario, la actriz ha minimizado su presencia en las redes sociales y no ha participado en los compromisos promocionales de su serie, 'Suits'. Además, ha añadido varias firmas de moda inglesa a su armario y podría estar recibiendo clases de protocolo. Según Us Weekly, Markle estaría recibiendo además consejos de Sophie Trudeau, mujer del primer ministro de Canadá, que fue presentadora de televisión.

Encuentro real

También se ha dicho (aunque no existe confirmación oficial) que la semana pasada Enrique le presentó a Markle a su abuela, Isabel II. Por ley, los seis primeros en la línea de sucesión necesitan permiso de la reina para casarse. Por eso, antes de comprometerse, Enrique precisa la bendición expresa de la soberana.

Sobre el papel, todo está en contra de Markle: es americana, actriz y está divorciada. Y sin embargo, también tiene muchas cosas a su favor: conoce los imperativos de la fama y el escrutinio público, posee un largo currículo de compromiso humanitario y además de actriz, es una empresaria de éxito gracias a The Tig, su web sobre estilo de vida.

Por todo eso, los expertos en realeza, como Tom Sykes, ven el compromiso real más cerca que lejos: "Antes, las novias de la realeza tenían que cumplir dos requisitos: ser guapas y estar calladas. Esos tiempos están muertos. Cada vez es más obvio que Meghan tiene todo lo necesario para convertirse en una princesa de la era moderna", escribía en The Daily Beast. La pregunta ya no es si Enrique se comprometerá. Ahora, la incógnita es cuándo ocurrirá.♥

Seguro que también te interesa...

Entramos en casa de Meghan Markle

Kensighton Palace hace oficial el noviazgo del príncipe Harry con Megan Markle

La novia de Harry de Inglaterra habla por primera vez

Horóscopo