mujerHoy

vivir

Las primeras perlas de Supervivientes 2017

Telecinco tiene puestas muchas esperanzas en Supervivientes 2017, el formato de debe rescatar de un futurible estado zombie a los realities del canal.

Gloria Camila, con Kijo, en Supervivientes.
Gloria Camila, con Kijo, en Supervivientes. CAPTURA TELECINCO

Por eso, Jorge Javier Vázquez, presentador por quinto año consecutivo, se empleó ayer a fondo a la hora de destacar las mejores cualidades de sus concursantes. Un objetivo fácil de sus bromas fue el peluquero Juan Miguel, al que llamó gordo de todas las maneras posibles: “Tengo miedo de que el mar se desborde cuando saltes”, “A ver si nos vamos a quedar sin playa”, “¿Qué te vas a tirar de bomba?”. También se cebó con Leticia Sabater, quien demostró una gran elegancia interior a la hora de sortear sus... ¿graciosos? comentarios.

“¡Hay que aguzar la vista en la isla!”, recomendó Jorge Javier. “No hay problema, yo tengo visión panorámica”, contestó ella. “¿Qué vas a echar más de menos, la salchipapa o un pepinazo?”, le preguntó Jorge Javier, muy ocurrente, en otra ocasión. “No oigo nada, Jorge”, replicó ella. De Edmundo Bigote Arrocet, la estrella mística de esta edición, el presentador quiso aclarar “para María Teresa, por si está viendo el programa”, que le decían por pinganillo que “Bigote no se estaba integrando bien, que ha sido un poco marginado por sus compañeros”. Más tarde señaló entre risas que Laura Matamoros ya estaba “harta de los consejos de Bigote”. Todo en plan buen rollo muy chungo.

Otro foco de atención de “Supervivientes 2017” es Gloria Camila, la hija de Ortega Cano y la fallecida Rocío Jurado. Gloria Camila demostró que su desparpajo puede llevarla lejos: desde el primer vídeo, el de presentación, dejó claro que no iba a tener problema en seguir con su guerra familiar en abierto para toda España. Dijo lo siguiente de Rocío Carrasco, su hermana: “No significa nada para mí” y “No creo que sea buena madre”.

En similar onda malrollera empezaron Alba Carrillo y su madre: por lo visto, tuvieron una monumental bronca justo en el hotel de Honduras que se saldó con una Alba enfadadísima, que soltó la siguiente perla: “Ella está aquí porque es mi madre, si no a ella no la conocería ni Rita la cantaora”. Cuando Jorge Javier le hizo notar la presencia de varias mujeres con problemas de control emocional en la isla, Alba Carrillo sacó a relucir el ingenio que lleva dentro: “Aquí hay mucha desquiciada, espero seguir siendo tu favorita”.

Horóscopo