mujerHoy

vivir

El virus de Sálvame y MYHYV alcanza a Supervivientes

El constante paseillo de los mismos personajes de la cadena por todos los programas termina convirtiendo la diversidad de formatos en una planicie que aburre a las piedras

Jorge Javier conduciendo el programa 'Supervivientes'
Jorge Javier conduciendo el programa 'Supervivientes' d. r.

Algo pasa con 'Supervivientes' que no le está gustando demasiado a los fans del formato. Quizá por aprovechar su tirón con la audiencia o porque realmente la cadena no sabe cómo llenar su triple comparecencia semanal (martes, jueves, domingos), el programa se está contagiando del fondo y la forma de 'Sálvame' y 'Mujeres, hombres y viceversa'. Ayer el proceso infeccioso se hizo notar como nunca: la presencia de María Patiño y Chabelita, la hija de Isabel Pantoja, en el plató convirtió una noche para saber de la isla en más de lo mismo "made in Telecinco".

El constante paseillo de los mismos personajes de la cadena por todos los programas termina convirtiendo la diversidad de formatos en una planicie que aburre a las piedras. Sucede, también, con el recurso constante a los participantes de 'Mujeres, hombres y viceversa', ya sea para hacer publicidad del programa o como tertulianos sin filtros. Ayer Oriana, una ex tronista devenida en concursante de "realities", presumió de mala educación e ignorancia en un espectáculo celebrado por Jorge Javier y el resto de no tronistas del programa. Todo muy edificante.

Lo poco que pudimos ver de Honduras fue la vuelta de Janet al concurso para compensar el abandono de Bibi, una de "las mellis". La rubia retornó para ocupar el lugar de Paola Caruso como nuevo zombi del programa y dejar que la italiana volviera a incorporarse al grupo de la isla como concursante. En su vuelta, la organización le preparó dos encuentros. El primero, con Leticia Sabater, no deparó el resultado esperado: la ex novicia no tuvo arrestos para confesarle que la señaló como responsable de su expulsión días antes.

El segundo, con Edmundo Arrocet, sí estuvo a la altura: le pidió perdón por no haber sabido empatizar con él. Minutos antes supimos por Carmen Borrego del estado de espera que vive la familia ante el accidente cerebral sufrido por María Teresa Campos, una circunstancia que de momento la organización del programa no ha compartido con Bigote Arrocet, novio de la presentadora. Veremos qué sucede durante los próximos días y si finalmente el humorista ha de saber o no de la circunstancia de su pareja sentimental.


Horóscopo