mujerHoy

vivir

Alba Carrillo merece ganar 'Supervivientes'

Televisivamente hablando ha sido la ex modelo la que ha sabido dar juego en Honduras.

Los cuatro finalistas de Supervivientes.
Los cuatro finalistas de Supervivientes. d. r.

En la última gala que se celebró en Honduras, y que terminó con el consabido y cada vez menos lacrimógeno discurso final de Lara Álvarez, se despejó el camino para que cuatro concursantes comenzaran su largo camino a la gran final: Iván, Laura Matamoros, José Luis y Alba Carrillo. Que, por una vez y sintomáticamente, sean las chicas las que merecen el extra semántico del apellido, quiere decir que son ellas las que llevan el peso del carisma y la identidad, mientras que ellos se disuelven más en el papel propio de su género en el que se han acomodado: el de proveedor-pescador-hacedor del fuego. Un aburrimiento.

Han sido ellas (todas las concursantes femeninas menos, quizá, las Mellis) las que, a lo largo de toda la edición de 'Supervivientes', han levantado o han hundido el nivel hasta convertir el programa en algo curioso de ser visto. Mientras tanto, ellos han sesteado o tratado de ponerse al nivel infructuosamente: han adolecido de pasión, imaginación y discurso suficiente. En un limbo de casos aparte podríamos situar a Edmundo Arrocet y Juan Miguel, cada uno dueño de un mundo propio que no han querido o podido instrumentalizar para quedarse en Honduras.

Al final, han sido Laura y Alba las que han llegado al último día convertidas en una extraña pareja de amigas que fueron enemigas. Juntas han podido remontar la extraña división del trabajo según el sexo que se ha impuesto en la isla gracias a José Luis. Ha sido en estos últimos días cuando Alba y Laura, tachadas permanentemente de vagas, han hablado abiertamente de cómo les hace sentir el machismo de Iván y José Luis, inamovibles en su posición de poder como dueños y señores de los útiles de pescar: como personas despreciadas por inútiles. "Son unos machistas de mierda desde el minuto uno", han acordado ambas haciendo repaso de sus días junto a ellos.

Todo parece indicar que será José Luis o Alba Carrillo el concursante que finalmente se lleve el suculento cheque de 200.000 euros que les está volviendo locos. Televisivamente ha sido la rubia ex modelo la que ha hecho más méritos para llevárselo. Fue el numerito de rabia e insultos que protagonizó junto a su madre y contra Laura el que hizo despegar el programa hasta convertirlo en la edición más vista de la historia de 'Supervivientes'. Semanas después, ha sido su madre la que de nuevo ha vuelto a poner el programa en el candelero con una nueva sesión de insultos contra Kiko. Laura no ha acertado a brillar en el contexto isleño y hasta ha mostrado una cara soberbia que no ha gustado nada a la audiencia. La ha barrido el inesperado carisma de Alba Carrillo, capaz de mutar de exasperante a definitivamente brillante.


Horóscopo