mujerHoy

vivir

Cómo elegir el mejor destino de nieve para principiantes

Para los menos experimentados: las claves de lo que debéis comprobar antes de dirigiros a vuestra escapada de invierno.

Una chica en la estación de esquí Whistler, en el Norte de América.
Una chica en la estación de esquí Whistler, en el Norte de América. getty

La Semana Blanca está a vuelta de la esquina y es un momento ideal para disfrutar de la nieve en familia. Sin embargo, cuando se trata de viajar en familia no basta con subir al coche y salir hacia cualquier destino en el que haya nieve. Es importante tener en cuenta las necesidades familiares, las edades de los niños y si en casa tenéis o no experiencia previa.

Si los padres sois esquiadores experimentados seguramente ya conoceréis diferentes destinos de esquí y podréis comparar, sin embargo, para los menos experimentados os damos las claves de qué es lo que debéis comprobar antes de dirigiros a vuestra escapada de invierno:

Alojamiento: Tantos si vais vosotros solos o con un grupo de amigos, valorar que las instalaciones sean cómodas para la familia y que cuenten con espacios para estar todos juntos. En las estaciones de esquí suele haber opciones tanto de hoteles como de apartahoteles. Esta segunda opción puede ser interesante para estar toda la familia en un mismo lugar en lugar de en habitaciones diferentes. Pensad en lo que sea más cómodo para vosotros ya que las jornadas de esquí empiezan bien temprano para aprovechar al máximo las horas de luz.

Accesibilidad: Desplazarse de un lugar a otro en el entorno de las estaciones de esquí se hace por medio de los transportes públicos disponibles o a pie, así que comprobad la distancia a los remolques y la frecuencia de los autobuses, trenecitos y otro tipo de transportes que os puedan ser necesarios. Tened en cuenta la capacidad de vuestros hijos, no sea que terminen cansados antes de empezar.

Pistas: Buscad estaciones en las que haya bastantes pistas sencillas, que estén bien señalizadas y que terminen en la base de la estación. Así podréis disfrutar más y mejor, aprendiendo todos en familia. También hay estaciones con ‘jardines de nieve’, es decir, con guarderías para que los más pequeños puedan disfrutar también de la nieve en un entorno protegido con monitores que les enseñan juegos y que los cuidan mientras el resto de la familia practica con los esquís.

Otras actividades: Además del esquí o el snowboard, hay otras actividades para practicar en familia como el esquí de travesía, en recorridos cortos, ya que es un deporte muy exigente. Pero existen actividades pensadas especialmente para disfrutar en familia como trineos, patinaje sobre hielo, tubbings o centros termales. La accesibilidad a zonas de compras o juegos son también muy interesantes.

Menús: Un buen desayuno os dará energía para la mañana antes de salir del alojamiento, por eso es importante tenerlo en cuenta a la hora de reservar. Además, hay packs que incluyen el almuerzo poniendo fácil la resolución de la comida de mediodía. También podéis intentar aprovechar al máximo el tiempo en la pista, para lo que los bocadillos son el mejor aliado. Podéis llevarlos en una mochila y dejarlos en consigna antes de subir a las pistas. Recordar que pasar todo el día esquiando hará también que vuestros hijos pasen todo el día pidiendo algo para comer, así que no está de más aprovisionarse de barritas de cereales, fruta y otros complementos.

Precios: el esquí no es un deporte especialmente económico ya que junto al alojamiento hay que contar con el alquiler o compra de la ropa y de los equipos así como el forfait o cada una de las actividades extras como los trineos, las bicis de esquí y demás propuestas. Lo ideal es comprobar los precios antes de salir de casa y preparar un presupuesto. Procurad llevar todo lo necesario imprescindible, cremas, gafas, protecciones… Tened en cuenta que en las estaciones de esquí y en su entorno la oferta de productos es limitada y la demanda es alta, lo que hace que los precios sean normalmente más altos de lo habitual. Si no controlas el presupuesto se te puede ir de las manos.


Horóscopo