mujerHoy

vivir

Marta Etura y Dolores Redondo: dos mujeres a la sombra del guardián invisible

Una creó el personaje más carismático de nuestra novela negra. La otra -que acaba de ser madre- lo ha encarnado en una superproducción cinematográfica. Una charla frente a frente sobre el matriarcado, la maldad y los hombres a los que aman

Marta lleva blusa de Belair, pantalón de Marella, joyas de Pandora y Soukbask y zapatos de Liu Jo. Dolores, jersey de Violeta by Mango, pantalón de Elisabetta Franchi para Mocca Couture y joyas de Aristocrazy.
Marta lleva blusa de Belair, pantalón de Marella, joyas de Pandora y Soukbask y zapatos de Liu Jo. Dolores, jersey de Violeta by Mango, pantalón de Elisabetta Franchi para Mocca Couture y joyas de Aristocrazy. cristina lópez

Estamos de suerte. En pleno mes de febrero, San Sebastián nos ofrece su mejor cara, con el sol sacándole brillos a la imponente arquitectura. Cuando en el hotel María Cristina un portero con librea y txapela nos da los buenos días y nos dirigimos a la suite Bette Davis, ya sabemos que será un día de lujo. Siempre lo es mirar a la felicidad de frente y es lo que encontramos en Dolores Redondo y Marta Etura, dos mujeres que han llegado, a fuerza de voluntad, al lugar preciso en el que querían estar. A ese momento en que todas las piezas encajan.

Las sentamos frente a frente. Redondo, la escritora que ha atrapado a millones de lectores entre las páginas de su trilogía del Baztán, que se hizo con el premio Planeta con Todo esto te daré, que rescató del olvido la mitología vasco-navarra, que puso en los mapas el valle del Baztán y se paseó por él con Peter Nadermann, el productor de la saga Millenium, hasta convencerle de que no había lugar mejor para rodar la adaptación de El guardián invisible. Y Etura, esa actriz discreta y sólida que, con una treintena de títulos, ha adquirido el poso, la contención y la profundidad que requería un papel exigente que soporta sobre su talento interpretativo todo el peso de la trama.

Apenas 20 días después de dar a luz, Marta está en ese momento en el que la emoción anega los ojos casi sin venir a cuento, solo porque sí. Solo porque aquí está Chloé, diminuta, perfecta y tranquila al intuir cerca a su madre. Marta es una mujer enamorada y feliz, a pesar del cansancio. Se le nota, aunque no quiera hablar de ello y blinde sus sentimientos y su vida privada como el tesoro que son. Pero que nadie se engañe. El 3 de marzo se estrena El guardián invisible y ahí, metida en el papel de Amaia Salazar, una inspectora que intenta resolver los asesinatos de varias niñas y algunas incógnitas de su propio pasado, la veremos sufrir como una condenada.

Mujerhoy Tiene pinta de haber sido un rodaje duro...

Marta Etura Durísimo, sí. Pero no me pilló de sorpresa, iba concienciada. Ya sabíamos que esa atmósfera de lluvia, de niebla, de noche de bosque y barro formaba parte de la historia. Ha sido un trabajo muy exigente no solo por eso, sino porque toda la historia está contada desde los ojos de Amaia. Así que estoy en todos los planos y de las nueve semanas de rodaje no he librado ni un solo día. Y muchos de ellos, me he pasado 12 o 14 horas mojada. ¡Nos ha llovido encima lo que no está escrito!

Dolores Redondo ¡Sí estaba escrito, lo escribí yo! (Risas) Quizá esa atmósfera oscura y opresiva es, junto a Amaia, el personaje más importante de la historia. Les tengo que pedir disculpas a los habitantes de Baztán, porque ya sabemos que no llueve tantísimo. Pero era necesario para crear esa sensación casi claustrofóbica. Cuando hablaba con Fernando [González Molina, el director], le decía que esta película tenía que ser como Seven, como El cuervo y como Obaba: un pueblo pequeño, la lluvia constante, la oscuridad y la sensación de estar atrapada. Son películas que me encantan.

Mujerhoy Marta, ¿había leído ya el libro antes de iniciar el rodaje?

Marta Etura No, he de confesar que no, pero lo conocía porque todos en mi familia lo habían leído y eran muy fans. Fue muy curioso, porque mi madre, que sabe que siempre ando buscando personajes femeninos y leyendo historias de mujeres para posibles proyectos, me llamó y me dijo: "He leído un libro con una protagonista que es una maravilla. Ese personaje es para ti, lo tienes que hacer". ¡Qué linda mi madre, cómo si yo pudiera hacer lo que quisiera! Pero me puse a investigar. Vi que los derechos los tenía el productor de Millenium y le dije: "Mira, ama, olvídate porque seguro que van a hacer una película norteamericana con actores internacionales". Y mira, aquí estoy.

Mujerhoy Dolores, ¿siempre supo que esta historia tendría una protagonista femenina?

Dolores Redondo Sí, porque no es solo una historia de unos horrendos asesinatos que hay que resolver. Es una historia de familia que retrata ese tipo de clanes tan comunes en el norte que son los matriarcados, que nacen de la necesidad: los hombres se iban a hacer las Américas, a la mar, a la guerra... Y eso empujaba a las mujeres a unirse.

Mujerhoy ¿Pertenecen ustedes a uno de esos matriarcados?

Dolores Redondo Yo soy de San Sebastián. Mi familia siempre ha vivido en el puerto de Pasajes, que de niña me horrorizaba. Me parecía feo, vulgar, inculto... Allí, las mujeres estaban solas con sus hijos. Los maridos estaban en el mar, como mi padre, que era marino. Y esas mujeres independientes gobernaban la casa, administraban el dinero y tomaban todas las decisiones. Al marido, las pocas horas que pasaba en casa, no se le molestaba con las preocupaciones cotidianas. Es un tipo de vida que independiza a la mujer.

Marta Etura Todo el norte, en general, es un matriarcado. Las mujeres son fuertes y trabajadoras. Yo he visto el cambio desde mi abuela, que se hizo cargo de su hogar y nunca salió de su casa, que no conocía un mundo más allá de su puerta, a mi madre, que fue todo lo contrario: leyó, estudió, viajó, fue libre. Y mis padres nos han educado a mi hermano y a mí en la igualdad, y nos han dado las alas para volar y las raíces.

Marta lleva chaqueta de Belair,lencería de Intimissimi y pulsera de Aghta Paris.
cristina lópez Marta lleva chaqueta de Belair,lencería de Intimissimi y pulsera de Aghta Paris.
Dolores, vestido de Elisabetta Franchi para Moca Couture, trench de Marella, salones de Lodi y joyas Aristocrazy.
Cristina lópez Dolores, vestido de Elisabetta Franchi para Moca Couture, trench de Marella, salones de Lodi y joyas Aristocrazy.

Mujerhoy Y las dos viven actualmente en el norte. ¿Tanto tira esta tierra?

Dolores Redondo Dice uno de los personajes, en la película, que cuando todo te falla vuelves a lo tradicional. Y creo que hay muchos que intentamos recuperar las raíces de todo, desde las recetas de nuestras abuelas hasta la ropa del armario de nuestras madres, como en una especie de reconocimiento de lo que es bueno. Como dice el bolero: "Quiero que conozcas mucha gente y te besen otros labios para que me compares. Y volver"

Marta Etura Yo nunca he dejado San Sebastián y tampoco voy a dejar Madrid, viviré a caballo entre ambos. No creo que los del norte seamos más arraigados. No tengo ningún sentimiento nacionalista ni patriótico, me parece que el nacionalismo solo ha traído problemas. Yo no soy de establecer fronteras, sino de abrirlas. Creo que el hogar está donde está tu familia; hogar es el que tú haces con tu gente.

Dolores Redondo Yo me enamoré de un navarro. Cuando le conocí, le decía: "Yo nunca me iré de Donosti". Y ahora vivo muy feliz en Navarra. Fue un gran cambio climático y de paisaje. El sur de Navarra es secano, de olivares y viñedos.

Mujerhoy En la película se plantean muchas asignaturas pendientes en cuestiones de igualdad...

Dolores Redondo Amaia es una mujer como cualquiera, es ahí donde ha residido parte de su éxito: no es perfecta, comete errores, duda y, sin embargo, sigue adelante porque la vida es seguir adelante. Toca temas que son propios de una mujer de esa edad, como quién se ocupa de los padres, del negocio, de las responsabilidades familiares... Y los conflictos en el trabajo, que se dan con hombresporque la realidad es que en la Policía Foral no hay ninguna jefa de homicidios, aunque las habrá pronto. Pero no había intención de reivindicación, no me siento abanderada de nada.

Marta Etura La feminidad y la maternidad están muy presentes. Me gusta esa mezcla que tiene Amaia de fortaleza y fragilidad. Su fortaleza es evidente en lo laboral, porque se enfrenta a un trabajo muy duro y en un ambiente masculino bastante hostil. Para los hombres, esa mujer joven, más preparada que ellos, es una amenaza.

Mujerhoy Otra vez el maldito machismo...

Marta Etura De alguna manera, está establecido que la fuerza es masculina y la debilidad, femenina, y todos somos ambas cosas. En la película El hombre de las mil caras, decían en un momento: "Esta jueza es muy dura". Y mi personaje respondía: "Es mujer, no le queda más remedio que serlo". Alberto Rodríguez, el director, me decía que esa frase me salía del alma. Y es así. Tenemos que ser fuertes en todos los sentidos; el emocional, claro; y ahora que soy madre, me doy cuenta de que también en lo físico. Somos conscientes de que venimos de un mundo dominado por hombres durante demasiado tiempo. Tienes la sensación de estar siempre luchando por tener tu lugar.

Dolores Redondo Las mujeres debemos plantearnos hasta qué punto somos superexigentes con nosotras mismas y, sobre todo, con las demás. Creo que nuestra peor enemiga somos nosotras: tenemos que ser supermujeres, no justificamos, no perdonamos, competimos siempre. Hay que relajarse más. Aceptarnos entre nosotras y ser menos "brujas".

Marta Etura Pero el machismo es malo para hombres y mujeres. En la serie La sonata del silencio, en la que trabajé, se veía cómo los roles inamovibles generan sufrimiento; tanto al hombre, que por la razón que sea, no cumple con su papel de proveedor, como a las mujeres, que no se quedan quietecitas en su papel. Afortunadamente, aunque queda por hacer, se ha avanzado mucho.

La maternidad te hace extremar las cautelas: te hace más vulnerable y sensible"

Marta etura

Mujerhoy El guión ha sacrificado algunas tramas del libro, como la de Mari, la diosa de la fertilidad. ¿Le ha dolido la renuncia, como autora?

Dolores Redondo Soy escritora. Considero que la mejor forma de comunicar una historia es la literatura y, con permiso del cine, la voy a seguir reivindicando. Dicho esto, la película me ha emocionado; he sentido lo que tantos lectores me han dicho que sintieron leyendo el libro: el miedo, la angustia, la sensación opresiva. En cuanto a Mari, de alguna manera estuvo allí porque ha tenido bastante influencia durante el rodaje. La diosa de la fertilidad ha repartido parabienes y varias mujeres quedaron embarazadas, Marta entre ellas. ¡Aquello fue como una fiesta de la buena cosecha!

Mujerhoy ¿Creen, entonces, en esas cosas que no se ven?

Dolores Redondo No. Bueno, en realidad, sí: creo en la amistad, en el amor verdadero, en un montón de cosas intangibles.

Marta Etura Yo también creo en muchas cosas que no se ven, en los sentimientos y las emociones, pero no soy nada esotérica, no.

Recuerdo descubirir, de pequeña, que a los niños se les podía hacer daño. Me pareció irreal, imposible"

Dolores redondo

Mujerhoy ¿Cómo se vive una historia dura, con maltrato y asesinatos de niñas, siendo madres?

Dolores Redondo Me horroriza. Cada vez que veo noticias de ese tipo me hago preguntas y no creas que leyendo más o escribiendo sobre ello se alcanza alguna conclusión. Recuerdo el momento en el que, siendo pequeña, supe, por algún crimen de las noticias, que hacer daño a los niños era posible. Me parecía algo irreal, porque a mí me quería todo el mundo, por supuesto la familia, pero también las vecinas y hasta la tendera. Que fuera posible no quererles me llamó la atención y me acuerdo de aquel momento. Como madre, me aterroriza que algo les pueda pasar a mis hijos.

Marta Etura Obviamente, cuando eres madre esa sensibilidad por todo lo que afecta a los niños crece. Miras a tu bebé y tienes más presente la posibilidad de que la puedan dañar. Aunque supongo que esos dramas estremecen a cualquier persona de bien, y no hay terror peor que un niño al que hace daño quien se supone que debía protegerlo. La maternidad te hace extremar todas las cautelas, te vuelves más vulnerable y sensible, aunque, la verdad, yo siempre lo he sido.

Mujerhoy La adolescencia, con sus cambios y su rebeldía, es el telón de fondo de la película. ¿Es un asunto que les preocupa?

Dolores Redondo El adolescente tiene la impronta natural de su edad de establecer sus propios vínculos sociales y separarse de la influencia paternal y maternal. Y así debe ser. Si no, podemos caer en el hijo de 45 años que aún depende de que sus padres le pidan hora en el médico. Ni cortar el cordón demasiado pronto, ni eternizarlo.

Marta Etura Yo, como madre, lo que tengo que hacer es cuidar y querer a mis hijos, siempre, pero sabiendo también que ellos son personas libres. Ella es ella [dice, señalando a la niña, que duerme en brazos de su padre], es su vida y es su libertad. Y ahí creo que está la dificultad de educar: respetar la persona que es y que irá siendo, quererla, y darle su espacio para esa vida que es suya. Hay que aprender a dejarlos ir, y más vale que lo sepas desde el principio.

No creo que los jóvenes sean una generación maldita ni inútiles"

Dolores Redondo

Mujerhoy

Se acusa a los chavales de ahora de ser una generación sin inquietudes...

Dolores Redondo

A mí los adolescentes me encantan, no me uno a esa ola que dice que son una generación maldita, ni unos inútiles, no. Creo que eso ha ocurrido toda la vida. Nosotros también éramos los más locos, los más sinvergüenzas, los que menos respeto teníamos a los mayores... hasta que vinieron los siguientes. Yo intento, aunque lo veo a años luz de mí, mantenerme informada de youtubers, de gamers, de cómo va el mundo y por dónde se mueven ellos, qué escuchan, qué ven...

Marta Etura

Yo tampoco creo en esa pérdida de valores generalizada entre los jóvenes. No se trata de una cuestión temporal, sino personal. Y si miramos a nuestro alrededor estoy segura de que todos vemos más gente buena, honrada, honesta y con buenos sentimientos que al contrario. El problema es que, a veces, los que más ruido hacen son los que salen en los medios de comunicación. No creo que los jóvenes de ahora no sepan apreciar lo que es el trabajo duro, el esfuerzo. Decir eso es completamente injusto. Yo veo a mi alrededor cómo todos se dejan la piel.

A orillas del Baztán. Varios aseisanos de adolescentes, cuyos cuerpos desnudos aparecen junto al río Baztán, llevan a la inspectora Amaia Salazar a Elizondo y la hacen recuperar un traumático episodio de su infancia. En el reparto, Con Marta Etura, Elvira Mínguez, Javier Boret y Carlos Librado.
d. r. A orillas del Baztán. Varios aseisanos de adolescentes, cuyos cuerpos desnudos aparecen junto al río Baztán, llevan a la inspectora Amaia Salazar a Elizondo y la hacen recuperar un traumático episodio de su infancia. En el reparto, Con Marta Etura, Elvira Mínguez, Javier Boret y Carlos Librado.

Mujerhoy Amaia Salazar tiene en su marido su auténtico refugio. ¿Cómo es de importante, para lograr todo lo que han conseguido, tener un gran hombre detrás?

Marta Etura Para Amaia es fundamental: al llegar a casa, se entrega a los brazos de su marido, que es la persona con la que se relaja, con la que puede mostrar su feminidad, con la que puede ser vulnerable, con la que no tiene que llevar esta coraza terrible que muchas veces le pesa. Lo que supone en mi vida privada, pues... eso se lo digo solo a él. [Lo dice lanzándose hacia su chico para besarle].

Dolores Redondo Creo que ya hemos visto hoy lo que es para Marta [señala con la mirada a la pareja de la actriz, que pasea por la habitación con la niña en brazos]: alguien que te complementa y se ocupa de que todo funcione. Mientras su hija esté bien, podrá recorrer mundo y seguir haciendo su trabajo. A mí me pasa igual, aunque mis hijos son mayores. No necesito llamar para saber si han comido, si han hecho las tareas o si están bien, sé que es así. Necesito saber que mi casa funciona y esa tranquilidad es impagable. Mi marido, Eduardo, es quien lo hace posible, quien se ocupa de la vida real mientras yo escribo o participo en esta sesión de fotos. Y quien facilita que mi vida se mantenga en unas proporciones normales. Porque cuando pasas mucho tiempo en mundos de fantasía, la toma de tierra es esencial.


Horóscopo