celebrities

Meghan Markle: sus fotos inéditas y el retrato de su juventud

Meghan Markle estuvo casada con un productor, proviene de una familia humilde e interracial y abandera varias causas sociales. Así ha sido la vida de la prometida de Harry de Inglaterra.

Meghan Markle en una imagen de su época universitaria.
Meghan Markle en una imagen de su época universitaria. agencias.

Va a casarse con un príncipe y comienza una nueva vida en palacio, como nuera y cuñada de dos futuros reyes de Inglaterra. Todo con el beneplácito no solo de la opinión pública, también la mismísima reina Isabel, porque la casa real británica ha dejado esta vez que triunfe el amor.

Todo parece sacado de una comedia romántica. Pero la vida de Meghan Markle no ha sido un camino de rosas. Tampoco ella ha seguido la senda que se les presuponía no hace demasiado a quienes estaban destinados a ser consortes de un miembro de la realeza, pero tendrá que aprender a marchas forzadas lo necesario para cumplir con sus nuevas funciones.

A su favor tiene que ya está acostumbrada a los medios y su vínculo a causas solidarias como la ayuda a la infancia, que persigue con su papel de embajadora de la fundación Word Vision. En contra tiene un pasado como actriz en el que aparecen algunas escenas subidas de tono y una biografía en la que figuran un exmarido y algún hermanastro con ganas de hacerse notar. Pero a ella y a su futuro marido les vale que ella sea ella, a pesar de sus circunstancias.

La infancia de Meghan

Rachel Meghan Markle nació en Los Ángeles en agosto de 1981 en el seno de una familia interracial, aunque su madre, Doria Ragland, una profesora de yoga afroamericana, y su padre, Thomas Markle, de orígenes irlandeses y holandeses, se separaron cuando ella tenía seis años. Se habían conocido en un rodaje, donde él era iluminador y ella trabajaba de maquilladora. Él, que ya tenía dos hijos de una relación anterior, fue quien abandonó el domicilio familiar. Así que Meghan, o Rachel, como la conocían entonces, se crió junto a su madre en un discreto barrio del centro de los Ángeles.

Allí acudía al Inmaculate Heart High School, un colegio religioso femenino. En esa época ya se enfrentaba a los comentarios racistas que la han acompañado durante toda su vida. Principalmente haciendo referencia a su madre, ya que según Meghan, a ella la enmarcan en caucásica.

A Doria, "de color caramelo, con su hija blanca en brazos, le preguntaban que dónde estaba mi madre. Pensaban que era la niñera". Recordaba Meghan hace unos años en un escrito que ella misma un día se enfrentó a un papel en el que tenía que elegir su raza entre cuatro posibilidades: blanca, negra, hispana o asiática. "Solo se podía elegir una, pero para mí era como elegir a uno de mis padres", así que no escogió. Solo puso "un signo de interrogación. Me pareció acorde a lo que sentía".

Lee el texto completo de esta entrevista, donde encontrarás también el resto de fotos inéditas, en nuestra edición impresa, a la venta en quioscos desde este lunes.

Seguro que también te interesa...

No, Meghan Markle no es la primera princesa europea con orígenes africanos

Esta es Misha Nonoo, la mujer que presentó al príncipe Harry y Meghan Markle

Begoña Villacís bromea con su parecido con Meghan Markle


Horóscopo