celebrities

'OT 17', gala 6: del 'striptease' a Eurovisión

Resumimos cómo fue le directo de la gala 6 de 'Operación Triunfo 17'.

Momento de la actuación grupal en la gala 6 de 'OT 17'.
Momento de la actuación grupal en la gala 6 de 'OT 17'. twitter.

Los próximos días descubriremos las claves de este nuevo reto eurovisivo que llevará a Lisboa a uno los concursantes, o a varios, como ya sucediera con Rosa López y su coro de 'triunfitos'. El proceso de selección se convertirá en un apéndice del programa, pues al fin y al cabo no ese ése el verdadero premio por el que participan. Con esta decisión, la cadena se asegura mayor tirón de audiencia de cara a la final de Eurovisión del próximo 12 de mayo. En plató, la que mejor reaccionó a la noticia fue, como siempre, Ana Guerra. La canaria llegó a llorar de emoción mientras algunos de sus compañeros no sabían qué decir.

Y es que no hay montaña demasiado alta para los concursantes de 'Operación Triunfo'. Tras la 'revolución sexual', llegó el himno de Marvin Gaye para recordarnos que tienen muchos retos por delante y que los van superando, como la resaca del pasado sábado, en una fiesta en la que vimos de todo, desde un 'striptease' colectivo a imitaciones de Mónica Naranjo y el comentadísimo baile de 'La Bella y la Bestia', con Amaia y Alfred. Y veremos si la composición grupal, 'Camina', cuya maqueta presentó Manu Guix a falta de unos cambios de letra, llega convertirse en un ‘clásico’ como ‘Mi música es tu voz’.

Gracias a esta edición de 'OT' también hemos sido testigos, y cómplices si leemos las redes sociales, del nacimiento de un nuevo metalenguaje televisivo, la grabación de un ‘corto’ convertido en un ‘making of’ en directo, que precedió a su emisión por internet, esperado como lluvia de mayo por los miles de espectadores que habían visto, paso a paso, su creación, desde la idea inicial a la edición en un móvil. Todo un fenómeno que explica el nuevo récord de participación de espectadores en las votaciones: más de un millón y medio. ¡Uf, qué pasada, qué barbaridad!, que diría Amaia.

Fue la de anoche una gala de ritmo tranquilo, con números de lucimiento y un buen rollo que ya echamos de menos dentro de la Academia. La actitud de Cepeda y la presión de Miriam y Raoul han alimentado la creación de dos bandos que genera cierta tensión, sobre todo a la hora de sentarse a comer, así como corrillos en los que empiezan a criticarse. La fiesta del sábado fue, posiblemente, un intento de la dirección para relajar los malos rolloss. Funcionó, lástima que no ocurriera así con los comentarios en las redes sociales, algunos muy desafortunados.

Fue un acierto arrancar con Ricky, que puso en pie a todo el público en plató con 'Let me entertain you' y una actuación llena de energía: cruzó el escenario, subió al sofá juntos a sus compañeros, incluso paseó descarado por la mesa del jurado retando a una Mónica Naranjo que sonreía, aunque fue poco generosa al obviar a un concursante con el que ha tenido cierta obsesión…

Llevar Pastora Soler para ver cantar a Nerea fue un poco una encerrona para la chiquilla, que por un lado estaba emocionada al tener a su ídolo junto a ella, pero por otro sintió aun más si cabe la responsabilidad de interpretar 'Quédate conmigo'. A Mónica Naranjo no le gustó el tono en que la cantó, aprovechando la ocasión para soltar una puñalada: "No sé quién ha hecho eso pero me parece un imbécil". En la conexión con la Academia no se hizo mención alguna: veremos qué pasa hoy en el visionado de la gala con Noemí Galera y Manu Guix. Ahora bien, si sólo se trataba de un 'cebo', lo han conseguido: yo no me lo pierdo.

Una Amaia sensual, con el pelo rizado y embutida en cuero; un dueto de ‘crooners, con Alfred y Agoney al estilo Sinatra; Aitana y Raoul cantando, por primera vez en la historia del concurso, una canción de Justin Bieber; un romántico Cepeda, todavía tenso, pero cabalgando entre Pablo Alborán y Antonio Orozco; Miriam soltándose el pelo al cruzar La quinta estación; Ana Guerra y Mireya siguiendo los consejo de Rozalén para comerse a besos y Roi, dejándose llevar por 'La llamada' de Leiva, completaron una gala en la que quedó patente la evolución de todos ellos. Cada semana se pone más emocionante. Tendremos que repetirnos el mantra de Alfred: "Respiro hondo, escucho mi ser profundo, abro mi corazón y libero la tensión". Falta nos va a hacer.

Seguro que también te interesa...

'OT 17', gala 6: Cepeda y Mireya, nominados

'OT 17', gala 6: el público salva a Amaia del escarmiento del jurado

'OT 17', gala 6: todas las actuaciones al detalle

'OT 17', gala 6: Ricky, el expulsado


Horóscopo