celebrities

'OT 2017', gala 9: la noche del drama y las emociones

La expulsión de Cepeda, las nominaciones de Agoney y Nerea pero, sobre todo, la inolvidable actuación de Amaia, "la re-hostia" en palabras de Mónica Naranjo, marcaron una gala de 'Operación Triunfo' en la que el drama se impuso a la comedia.

El bigote de Alfred, protagonista de la gala 9 de 'OT 2017'.
El bigote de Alfred, protagonista de la gala 9 de 'OT 2017'. twitter.

La gala 9 prometía drama. Lo que no podíamos imaginar es cuánto. O cuántos. Aunque presentada con la actuación coral 'Hoy puede ser un gran día', lo cierto es que todos, hasta el apuntador, sabíamos que se avecinaba una noche dura. Y así fue.

Empezamos sabiendo que veríamos el fin de una bonita amistad, con Cepeda y Roi nominados, sin imaginar que acabaríamos por ver otra a punto de sufrir el mismo proceso, esta vez con Nerea y Agoney. Entre uno y otro drama, el dramón: la salida de Cepeda y el derrumbe en directo de Aitana, Ana War, Roi y Aitana.

Sí, otra vez Aitana. Porque a la pobre la hicieron favorita los mismos que le arrebataron a Cepeda: "No te puedes ir", le lloraba desconsolada sin fuerza para soltarle. Parecía una perversa ironía de la audiencia, que la premiaba a sabiendas del daño que le había procurado antes. La primera en cruzar la pasarela lo hizo llorando más que cualquiera de los expulsados. Así es la tele y así son los espectadores, lo digo para quienes no hayan visto El Show de Truman.

Como viene siendo habitual en esta edición, el expulsado de la noche tuvo la mejor actuación de todo el concurso. Lo que, en el caso de Cepeda, ha sido posiblemente una prueba de justicia poética o –para Thalía, Marina, Ricky y Raoul– puro karma. Roi también bordó su tema, no había más que ver la cara de orgullo y satisfacción de Manu Guix, su acompañante al piano, para comprobar que Bruno Mars puede ser el amuleto del gallego. El dichoso ‘sapoconcho’ queda ya muy superado.

Amaia lo volvió a hacer

Lo que se tardará en superar es la actuación de Amaia. Son los dos minutos y cincuenta segundos más intensos que la televisión en directo nos ha regalado en mucho tiempo. El público y sus compañeros, guiados por Roberto Leal, le habían felicitado por su cumpleaños, y ella devolvió el regalo con otro –'Shake it out'– que provocó un auténtico terremoto, tanto en plató, con el jurado en pie, como en las redes sociales, rendidas a su talento y exigiendo su pase directo a la final. Su voz eclipsó todo el drama, centrifugando las emociones del respetable.

Ana War lo tenía difícil. Podía haberse empequeñecido ante su compañera, pero la canaria no se arredró y salió para convencernos de que "la vida es un cabaret". Con ella bebimos champán y gozamos del jazz… Para el primer pase de micros, Ana tenía un tono más trágico porque los Javis jugaron con la idea de que actuara como si fuera a abandonar el concurso. Para el segundo, era ya algo más festivo. "Sé un poco más Marilyn y menos Liza Minnelli", le había pedido el director musical de la Academia. Como si fuera fácil. Pero es cierto que el tema es un canto a la vida que requería más esperanza que entrañas. Puso ambas. Además, la escenografía jugó a su favor.

Hay algo de funesto destino en el caso de Miriam: regresó de las vacaciones navideñas con cierto agobio porque le sobraban unos kilos y se sentía más sola que nunca. "No quiero más dramas en mi vida" más que una canción era, para ella, como si alguien le mandara un mensaje oculto. Luego le plantaron el drama en la cabeza, le hicieron hacer un Pedroche con el vestido y se vio envuelta en una revisión de 'La decisión de Sophie', con la pizarra y el corazón dividido entre Nerea y Agoney.

Menos mal que la gallega no quería más dramas en su vida. Solo faltó que la nominaran para hacerle un completo. Pero habría sido una injusticia. Aunque hiciera un flojísimo primer pase de micros, el segundo ya apuntaba maneras, máxime tras la amputación de vibrato ejecutada por Manu Guix. En la gala fue feliz. Al menos lo que duró la canción.

Hace cosquillitas"

amaia sobre el bigote de alfred

El bigote de Alfred tuvo su minuto de gloria: "Amaia, ¿te pincha?", preguntó Mónica Naranjo para pasmo del catalán. "Hace cosquillitas", murmuró sonriente su musa. Con ‘Insurrección’ vimos su lado más roquero, con su chupa’y su guitarra eléctrica. Ay, Alfred… Toda la semana aceptando consejos de los profesores sobre cómo cambiar de registro para que luego venga el jurado a decir que la versatilidad está bien pero les gustaba más cuando no era versátil aunque le pedían que lo fuera… Ya saben, cosas de jurado.

Por otra parte, no hacía falta ser un experto para imaginar que lo de Agoney jugando a David Guetta de oferta sobre un cubo de leds y la entrada de Nerea con la maleta en la mano, en clave de premonición, estaban abocadas a ser las actuaciones ‘letales’ de la noche.

Seguro que también te interesa...

'OT 2017', gala 9: Cepeda, expulsado tras cinco nominaciones

'OT 2017', gala 9: el 'amaiazo'

'OT 2017', gala 9: Agoney y Nerea, nominados

'OT 2017', gala 9: Alfred, salvado junto a Miriam


Horóscopo