celebrities

Los motivos del no comunicado de Paula Echevarría y David Bustamante

El régimen de la custodia de su hija sería la causa por la que David Bustamante no ha firmado el escrito que le envió Paula Echevarría.

Paula Echevarría y David Bustamante en el día de la Primera Comunión de su hija, Daniella.
Paula Echevarría y David Bustamante en el día de la Primera Comunión de su hija, Daniella. gtres.

Cuando Paula Echevarría (40) aseguró a este medio, la semana pasada, que en breve habría un comunicado anunciando su divorcio con David Bustamante (35), ya sabía que esa decisión solo estaba tomada por su parte. Lo que haría su aún marido cuando le llegara ese texto era una incógnita.

El hecho de que días antes saltara el rumor de que la actriz podría tener una estrecha amistad con el futbolista Miguel Torres (32) era un titular difícil de encajar para una persona que aún sigue casada y, hasta hace muy poco, negando que hubieran tomado la decisión de romper definitivamente.

La negativa de David

De pronto, las prisas por anunciar esa ruptura solo se justificaba ante el hecho de no poder negar que lo de Torres era algo más que una coincidencia. Y es que, en su entorno más cercano ya se habla de que la pareja podría estar viéndose desde hace mas de dos meses. "Yo no voy a mandar ningún comunicado, de momento..." fue la respuesta de Bustamante.

Quiero vivir en paz"

A lo que añadió: "Quiero vivir en paz". El cantante hacía referencia a la situación de estrés mediático que padece desde que, hace ya casi un año, saltó la noticia del final de su vida conyugal con Paula.

La pregunta de por qué no se firma ese comunicado tiene una explicación, según cuentan personas allegadas a la expareja. Hay que recordar, tal y como publicó en exclusiva 'Corazón' poco después de saltar la noticia de su separación, que el matrimonio ya firmó, ante notario, el convenio regulador que ratificarían en caso de divorcio.

Lo llamativo es que ese convenio se formalizó el 15 de febrero de 2013 y, aunque la propia Paula quiso desmentir la información, hay registro de ese acuerdo. El mismo se selló en la notaria de Francisco Calderón Álvarez y cuenta con un total de ocho páginas donde queda todo más que estipulado, sobre todo, en lo relacionado con su hija, menor de edad.

Según ese convenio, la actriz tendría la guardia y custodia de una niña que, por entonces, tenía cuatro años. Todo está calculado y es muy preciso. Hay compromiso de informarse absolutamente de todo lo relacionado con la menor e, incluso, de comprometerse a no cambiar de domicilio fuera de la Comunidad de Madrid. Se recuerda que se casaron en régimen de separación de bienes y que la compra de la vivienda, que actualmente usa la actriz, se realizó en un 80 por ciento por parte del cantante y un 20 por ciento de la actriz.

También se acordó un régimen de visitas "lo más amplio posible a favor del padre, pactando unas mínimas en caso de desacuerdo". De la misma manera, se acredita que puedan tener comunicación, de todo tipo, con la menor cuando se encuentre con la otra parte. Además, se marcan los turnos de fines de semana, así como las vacaciones escolares e, incluso, que la menor pueda acudir a las celebraciones familiares, aunque no coincida con el fin de semana que corresponda por lo que los progenitores "tratarán de facilitar que disfrute".

Llaman la atención las dos cláusulas de privacidad que firmaron que impiden realizar exclusivas con la imagen de la menor, con una "responsabilidad" de 100.000 euros que se ingresarían en la cuenta de la niña. La misma cuantía se repite en caso de que alguna de las dos partes revelara datos sobre la intimidad que han vivido en su matrimonio o facilitara imágenes de esa privacidad:

El punto de choque

En esas ocho páginas, todo queda perfectamente estipulado. Incluso los plazos para vender la casa, situada en Villanueva de la Cañada, que ha sido el domicilio conyugal y que ambos están conformes en vender. Se marcan las reducciones del precio de la vivienda, así como la cuantía económica a la que cada uno debe hacer frente como gastos mensuales, siendo la de David de 7.475 euros, y la de Paula 3.875. Con todo tan perfectamente atado, acordaban que, en caso de divorcio, simplemente emitirían un comunicado anunciando esa decisión para formalizar un divorcio de mutuo acuerdo con este convenio y poner punto y final.

El régimen de la custodia de su hija sería el punto de choque en el divorcio

Así, al menos, lo creían en 2013. Y, seguramente, pensaba Paula que hoy se podría mantener. El caso es que, fuentes muy cercanas aseguran que, precisamente, no se firma ese comunicado porque, pasados cinco años, David no estaría decidido a dar la custodia absoluta de su hija a Paula y sí de pedir una compartida. En el círculo de la actriz comentan que no está por la labor de ceder a la compartida. Ese sería el punto de choque que ha hecho que, durante estos últimos meses, la relación se haya hecho más distante.

Hasta el punto de que ya no se descarta el divorcio contencioso, donde se enfrentarían ante los tribunales por esa cuestión, solicitándose modificar muchos otros términos de ese convenio, sobre todo los económicos, dado que la custodia compartida cambiaría todo.

Seguro que también te interesa...

La doble polémica de Miguel Torres, la 'ilusión' de Paula Echevarría

EXCLUSIVA: Paula Echevarría nos confirma su divorcio en la portada de 'Corazón'

Paula Echevarría: "Ya no hay vuelta atrás con David. Pido respeto"

Miguel Torres, ¿nueva ilusión de Paula Echevarría?

Paula Echevarría denuncia en redes el acoso mediático que sufre su hija

David Bustamante reaparece en Instagram casi un mes después

Preocupación por David Bustamante en su entorno

Paula Echevarría visita a David Bustamante

David Bustamante, ¿recadito a Paula Echevarría? "Un padre por su hijo hace lo que sea"

¿Sabías que Paula Echevarría es Leo? Consulta su horóscopo?


Horóscopo