mujerHoy

vivir

Adivina cuándo ha empezado a ir al 'gym' Kate Moss

Kate Moss confiesa que empieza a disfrutar haciendo deporte y por primera vez se preocupa por su línea. ¿Te lo crees?

Kate Moss
Kate Moss getty

Si hubo un rasgo que convirtió a Kate Moss en la modelo que definió a toda una generación y a toda una década, la de los 90, fue su longilínea delgadez, cierta androginia y una silueta más propia de la adolescencia que de la madurez. Con ella, la moda dijo adiós a las modelos amazonas y optó por el modelo de mujer-niña que aún hoy vemos en las pasarelas. Aniñada, con una belleza rara y toneladas de carisma, aunque ya no desfile su sombra aún es alargada en los editoriales de moda y en la publicidad.

Ahora, a sus 43 años, es cuando Kate comienza realmente a preocuparse por su línea, porque hasta hace nada su naturaleza se manifestó inamovible en la delgadez. En una entrevista en el diario británico 'The Guardian', Moss ha confesado que siempre ha sido una mujer 'de bajo mantenimiento' y que ahora que entra en la mediana edad solo ha tenido que hacer un par de cambios en su rutina. 'La verdad es que no me preocupo demasiado por lo que como ni por nada en general... Jamás he comido ensaladas, pero sin embargo ahora ¡bebo zumos!'.

Ni tratamientos para el pelo ni tratamientos de belleza especiales. De hecho, Moss reconoce que ha comenzado hace no demasiado a quitarse el maquillaje antes de acostarse (¡horror!). 'Jamás he tenido ni el tiempo ni la paciencia de sentarme durante horas a ponerme cremas y mascarillas'. Lo que sí ha comenzado a hacer es ejercicio. 'La verdad es que siempre lo ha visto como un castigo, casi como una tortura. De hecho, no solía durar más allá de una semana. Sin embargo, ahora estoy empezando a disfrutarlo', confiesa Moss en la entrevista. Nunca es tarde.


Horóscopo