mujerHoy

vivir

Blake Lively y Ryan Reynolds, una pareja feminista

El matrimonio cuida mucho las palabras que usa delante de sus hijas en un intento por evitar el micromachismo habitual del lenguaje.

Blake Lively y Ryan Reynolds eliminan el machismo en su lenguaje por el bien de sus hijas.
Blake Lively y Ryan Reynolds eliminan el machismo en su lenguaje por el bien de sus hijas. GTRES

Blake Lively y Ryan Reynolds se han convertido en uno de los matrimonios más consolidados de Hollywood. El respeto y apoyo que demuestran en su día a día se han convertido en las calves del éxito de su estable relación. Tan en sintonía se encuentran, que no han tenido problemas para ponerse de acuerdo en el tipo de educación que quieren para sus hijas, James e Inés.

La pareja de actores entiende que, para que las nuevas generaciones rechacen el machismo, la educación es la clave. En busca de la igualdad política, económica y social entre hombres y mujeres, Blake y Ryan han decidido educar a sus pequeñas en el feminismo y entienden que para ello el lenguaje en el día a día es básico.

En una entrevista concedida a la revista Glamour USA, la actriz ha explicado cómo su marido y ella han decidido eliminar ciertas palabrasque implican micromachismo en el lenguaje. Vocablos como "mandona" no están permitidos en su hogar. "Mi esposo dijo: 'No quiero volver a usar esa palabra nunca más'. No escuchas que a un hombre se le llame mandón con sorna", explica la actriz. "No hay connotaciones negativas cuando se califica a un hombre como jefe o mandón. Entonces, ¿por qué añadirlas cuando se hace referencia a que una mujer sea jefa o mandona? Es despreciable. De esa forma, a ellos se les anima a serlo y a las mujeres no". Un argumento que recuerda al que defendió la actriz Emma Watson en 2014 cuando fue nombrada Embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres.

En ese discurso, Watson reveló haberse sentido confusa en su niñez. "Cuando tenía ocho años, me llamaron mandona porque quería dirigir una obra de teatro que habíamos organizado para nuestros padres", aseguró mientras repasaba otras situaciones machistas habituales en la infancia de las mujeres.

Eliminar ese tipo de comentarios ofensivos habituales a la hora de describir ciertos comportamientos en las niñas se convierte en vital si se quiere defender una educación basada en la igualdad entre hombres y mujeres. Pero no es la única lección feminista que Blake Lively emplea con sus hijas. Aceptarse y amarse tal y como uno es, es otro de los principios que sigue la actriz. "Todos nacemos perfectos hasta que alguien nos dice lo contrario. Así que no hay lección más importante que pueda inculcarles a mis hijas", concluye.

Seguro que también te interesa...

No le preguntes a Blake Lively de quién va vestida

El peor look del año de Blake Lively ¿o no?

Blake Lively resucita el 'girl power' de las Spice Girls


Horóscopo