mujerHoy

vivir

Los pechos se mueven según tu edad, lo dice la ciencia

A partir de los 45 años el movimiento de los pechos resulta más molesto, pues se produce en todas las direcciones, no solo de arriba a abajo.

Ana de Armas, durante la presentación de 'Hands of Stone' en Cannes.
Ana de Armas, durante la presentación de 'Hands of Stone' en Cannes. GTRES

La ansiedad y el temor de muchas mujeres ante la acción de la fuerza de gravedad sobre sus pechos está justificada por los hechos, ahora además ha sido validada por un estudio de la Universidad de Portsmouth.

Sus investigadores escanearon el pecho de dos grupos de mujeres mientras caminaban, unas tenían edades comprendidas entre 18 y 25 años, y las segundas, entre 45 y 65 años. Lo que demostró el estudio fue que en las mujeres jóvenes los pechos se movían de arriba abajo, como si rebotaran mientras que en las mujeres mayores los pechos se movían en todas las direcciones.

Este movimiento puede ser particularmente molesto en las mujeres que practican deporte regularmente. La experta en biomecánica de los pechos, la profesora Joanna Scurr asegura que más de la mitad de las mujeres sienten molestias en los pechos mientras entrenan porque los pechos se mueven mucho más de lo que los sujetadores deportivos son capaces de controlar.

El movimiento de los pechos varía de un deporte a otro. Algo que podría llegar a hacer necesario escoger un modelo de sujetador por cada disciplina, según asegura la experta, que no recomienda que se opte siempre por el mismo modelo.

La caída de los pechos desde la posición que tenían en la adolescencia hasta la edad adulta supera los tres centimetros

Si uno se abandona en manos de la naturaleza y el tiempo y no toma medidas preventivas los ligamentos del pecho se pueden ensanchar hasta 15 centímetros a lo largo de la vida, eso explica el proceso imparable de caída,. Se estima que los pechos tienen una caída de más de tres centímetros desde la posición que tenían en la adolescencia hasta la que se tiene en la edad adulta, momento en que los pezones empiezan a mirar hacia abajo.

Para frenar la caída libre del pecho las mujeres lo han probado todo, muy conocido es el método de Marilyn Monroe de dormir cada noche con sujetador. Los expertos consultados aseguran que no hay ninguna contraindicación en esa práctica, aunque tampoco ninguna evidencia de que funcione.

La conclusión final podría ser la siguiente: Bienvenidos sean los pechos pequeños, sobre todo a partir de cierta edad, porque no delatarán tu edad por su movimiento.


Horóscopo