celebrities

Estallan los casos por acoso, de Hollywood a 'Gran Hermano'

El caso Harvey Weinstein hace historia, aunque historia negra; pero no es el único suceso que ha salpicado las noticias en los últimos días.

Casey Affleck esstá acusado de acoso y violencia verbal.
Casey Affleck esstá acusado de acoso y violencia verbal. GTRES

El caso Harvey Weinstein hace historia, aunque historia negra: la caída de uno de los productores más importantes del mundo ha sacado a relucir un tema tabú, el acoso sistemático –cuando no la violación– en el mundo del espectáculo.

En su momento, las palabras de Donald Trump –por entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos– sobre cómo la fama influye en las relaciones entre hombres y mujeres nos parecieron repugnantes: “Cuando eres famoso puedes hacer cualquier cosa, cogerlas por el c*** (sic) y hacerles lo que quieras”. Revisitadas tras el estallido del caso Weinstein, producen más asco si cabe pues confirman que esa perversa idea se convierte en realidad para ciertos hombres con poder. Y Weinstein era el poder. Tanto que ahora descubrimos cómo fue criticado y denunciado por actrices en el círculo cercano al productor y cómo todos callaron o justificaron sus actos “Harvey es así”. Pues sí, es así: un depredador sexual que se masturbaba delante de candidatas a un papel protagonista, que fundía a negro carreras si las estrellas no se dejaban manosear, que contrató a un ejército de espías para extorsionar a sus víctimas y comprar su silencio. Estremecedor relato. La BBC está preparando un documental en el que investigan 25 nuevos casos.

La Academia del Cine ha expulsado a Weinstein tras la publicación de un contundente comunicado de repulsa. Ya no podrá ganar más premios Oscar.

El Oscar de Casey Affleck

Unos dirán “Bravo por Hollywood”. Bueno, analicemos la jugada: los académicos han reaccionado cuando el escándalo ha superado todo lo imaginado, cuando nadie podía quedarse callado ante la magnitud del crimen. Sin embargo, en la pasada ceremonia de los premios, se produjo un momento desagradable que pasó sin pena ni gloria: cuando Casey Affleck ganó el Oscar a Mejor Actor, Brie Larson le entregó la estatuilla rehuyendo su mirada, sin aplaudirle. Era su forma de protestar ante un intérprete acusado de acoso y violencia verbal por parte de la productora y la directora de fotografía de la película ‘I’m Not There’. No solamente eso: siguiendo la tradición, Casey será el encargado de presentar el Oscar a la Mejor Actriz en la próxima ceremonia. Hollywood no lo cuestionó, ahora se teme la reacción de las nominadas de la próxima edición ante lo que algunas consideran una provocación.

Las denuncias contra Kevin Spacey o Ed Westwick, uno de los protagonistas de ‘Gossip Girl’, al que la actriz Kristina Cohen acusa de haberla violado tras haberse quedado dormida en su casa, empiezan a aflorar. Se trata de un tema lo suficientemente grave como para ser tratado con sumo cuidado, pues el peligro de que se convierta en una caza de brujas que lleve a arruinar carreras en lugar de acabar con el acoso es preocupante. En muchos casos, las denuncias son difíciles de probar, sobre todo después de años de haberse producido el crimen.

¿Abuso en ‘GH’?

En España, la misteriosa salida de Carlota y la fulminante expulsión de un concursante, José Manuel, hizo saltar todas las alarmas. Parecían confirmarse tras la publicación de la interposición de una denuncia ante la Guardia Civil por parte de un responsable del programa por un posible abuso sexual. Una fiesta, alcohol y un ‘edredoning’ no consentido ha provocado la primera sospecha de violencia de género en un formato denunciado en otros países: en Sudáfrica, hace diez años, una concursante borracha fue acosada por el grupo, y hace dos, un concursante presumió de haber mantenido relaciones con una compañera que dormía. También se dio otro caso de violación en Brasil.

Pero la Guardia Civil ha comunicado que no hará investigación alguna al no existir denuncia por parte de la supuesta víctima. J.J. Vázquez publicó un tuit, que luego borró, anunciando la presencia de Carlota en la gala y su posible regreso al concurso. Se ha especulado en las redes que todo pudiera ser una maniobra para generar una expectativa que genere una subida de audiencia del programa, en claro declive. Francamente, que alguien crea que Telecinco piense que esa maniobra pudiera beneficiarle anda muy desencaminado. De hecho, la noticia es la puntilla para el dudoso ‘GH VIP’.

Y mientras las polémicas crecen, Cristina Tárrega –a la que conviene no invitar nunca a una boda, a un bautizo o a un entierro, más que nada para no perder protagonismo– aprovechó para relatar en público un caso del que lleva años hablando en privado o en las salas de peluquería y maquillaje, por lo que sorprende que nadie en ‘Las mañanas de AR’ estuviera al tanto de su desagradable situación.

Un formato peligroso

Y mientras tanto, la televisión holandesa, pionera en formatos polémicos, ha anunciado el estreno en el canal BNNVARA del programa ‘Violada o no’, en el unos actores recrean situaciones de abuso y un jurado juvenil debate si lo sucedido es denunciable o si solo es un conflicto de pareja que debe resolverse en la intimidad. La idea de los productores es mostrar situaciones delicadas, al límite, que generen un debate sobre lo que son realmente los abusos. Pero no estamos ante un proyecto educativo social sino ante un espectáculo televisivo, permítannos ponernos un poco a la defensiva ante la idea.

Seguro que también te interesa...

El cómico Louis C.K. reconoce los abusos sexuales: "Todo es verdad"

Dustin Hoffman, el último señalado por abuso sexual

Kevin Spacey busca tratamiento


Horóscopo