celebrities

José María Carrascal: "No creo que la última noticia sea la más importante"

Conversamos con José María Carrascal sobre su último libro, pero también sobre la tercera edad, el futuro del periodismo, Trump... Lecciones de vida.

José María Carrascal nos presenta su libro.
José María Carrascal nos presenta su libro. Gerardo vizmanos.

Charlar con él es una inyección de energía. También un máster de periodismo. Y es que, a sus 87 años, José María Carrascal es la clara muestra de que la llamada tercera edad puede ser una etapa estupenda en la que, siendo conscientes de las habituales limitaciones, disfrutar de los frutos de nuestra vida y de los beneficios que supone no estar en la primera línea.

Así, el periodista tiene una vida maravillosa a caballo entre Madrid y Nueva York, y continúa en activo como escritor y columnista del diario 'ABC'. Nos encontramos con Carrascal para hablar sobre su último libro 'Todavía Puedo' (Ed. Espasa).

"Mi intención es exponer mi experiencia de la vida, que ya se acerca a su final, por si puede servir a otros. No hay un afán pedagógico. Tampoco de exhibicionismo. Simplemente, he tenido la suerte de poder vivir acontecimientos importantes y a lo mejor les interesa para su vida personal o como entretenimiento".

Portada del libro de José María Carrascal 'Todavía puedo'.
Portada del libro de José María Carrascal 'Todavía puedo'.

A pesar de que su vida se puede parecer a la de un personaje de novela de aventuras –recorrió el mundo como marino mercante, fue profesor de español, traductor y corresponsal en Berlín y Nueva York, antes de inaugurar Antena 3–, Carrascal no está de acuerdo con eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor. "El progreso existe, pese a todo… Este mundo es mucho mejor que el de mi infancia o mi madurez. Avanzamos, pero queda mucho por recorrer. Alguno se quedará en la cuneta. Esperemos que no sea Europa".

No tengo móvil porque no quiero que me den la lata"

Pero a pesar de este progreso, en el que cree, no quiere ni ver los móviles: "No confundamos la tecnología con el progreso. No tengo móvil porque no quiero que me den la lata y no quiero estar pendiente de él. La técnica tiene que estar al servicio de los hombres, no nosotros al servicio de la técnica".

En su libro, José María es positivo, pero también realista con la tercera edad. "Lo mejor es que uno ve las cosas desde una distancia… He vivido crisis como la de Berlín y uno ya no se emociona tanto o no toma tan en serio la última noticia. Vendrá otra nueva. Ese distanciamiento le da a uno una tranquilidad que yo no tenía ni con 20 años ni con 60, que tenía que hacer un informativo todas las noches. Y lo peor es la natural decadencia del organismo, que, como decía mi padre, que murió con 90 años, se gasta. Hay que aceptarlo, acomodándose a él".

Feliz rutina diaria

Su día a día es absolutamente envidiable. "Mi mujer y yo vivimos 24 años en Nueva York y después, como no sabía si la tele iba a ser un fracaso, seguimos teniendo el piso. Ahora pasamos los otoños y las primaveras en Nueva York y los inviernos y veranos en España, por la meteorología. Mi día empieza a las seis, preparo el desayuno, compro los periódicos y hago el trabajo profesional del día. No soy de los que piensan que la última noticia es la más importante. Intento descubrir algo al lector, decirle por qué ha ocurrido eso y qué consecuencias tendrá. Más tarde, salgo a comer con mi mujer y por la tarde, si estoy en una novela o libro, me pongo con ello. Por la noche, en Estados Unidos veo programas que me gustan y aquí lo que hago es leer. Hacia las 12 me voy a dormir, pero antes leo. Es mi píldora del sueño".

Mucho cuidado con dar por finiquitada la prensa de papel"

Sus vivencias en Estados Unidos hacen que su opinión sobre Donald Trump resulte muy interesante: "Me he encontrado con los Estados Unidos más frustrados que nunca. Trump es un fenómeno consecuencia. Fue elegido por no escoger a alguien del 'establishment', como Hilary Clinton. Los norteamericanos saben que el peso de la púrpura les ha llevado a una situación económica en la que su nivel de vida ha pegado un bajón tremendo. El sueño americano era tener una casa propia, un coche en el garaje, un pollo en la cazuela y un niño en el colegio. Un sueño accesible y lo están perdiendo… Este resentimiento ha sido la causa de que hayan preferido como presidente a un constructor que tuvo cinco bancarrotas pero salió de todas. Ha dividido al país y a su propio partido. Trump siempre quiso estar entre la élite neoyorquina, que nunca le aceptó –es norteamericano de tercera generación–, y está dolido con ellos".

Tampoco podemos dejar de preguntarle sobre el futuro del periodismo en papel, tras el cierre de revistas como Tiempo e Interviú. No vacila al contestar: "Siempre he oído hablar del fin de la novela y hoy se publican más que nunca. Ahora se dice eso del periodismo... Creo que quedarán dos de tendencias diferentes en las grandes metrópolis. Hay cosas que no se pueden dar en las redes o internet, como las esquelas. Mucho cuidado con dar por finiquitada la prensa de papel. Tendría que cambiar mucho la cosa y, sobre todo, la gente. Las redes van a quedar como foro ciudadano de debate".

Seguro que también te interesa...

Jorge Javier Vázquez: "No tengo claro cuál será el final de mi relación"

Boris Izaguirre: "Mi madre nos enseñó a morir con respeto"

Raquel Sánchez Silva: "Los concursantes de 'Maestros de la costura' son puro fuego"

Ana Obregón: "He renunciado a mi vida privada por ser buena madre"

¿Sabías que José María Carrascal es Sagitario? Consulta su horóscopo


Horóscopo