celebrities

'OT 2017', gala 11: los siete magníficos

Siete actuaciones con fuerte carga emocional, la despedida de Roi, un 'eurovisivo' sistema de votación para el jurado y la elección de los cuatro primeros finalistas marcaron la gala más emotiva de 'Operación rRiunfo' vivida hasta el momento.

Actuación grupal de la gala 11 de 'OT 2017'.
Actuación grupal de la gala 11 de 'OT 2017'. twitter.

"¿No podemos hacer una final a siete?", se preguntaba Noemí el pasado jueves al acabar Ana War su actuación en el primer pase de micros. Era una pregunta retórica de la directora de la Academia, que intuía que se avecinaba ‘un galOT’. Y así fue. Tanto por el nivel de las actuaciones como por la carga emocional que transcendía los números musicales: al fin y al cabo, ahora que se atisba el final del programa, la nostalgia nos ha impregnado a todos.

Esta semana, Alfred ha compuesto 'Por si te hace falta' a Roi y Ana, que les cantó al piano mientras Amaia se derretía por dentro y por fuera al ver a su chico entregado a sus dos amigos. Ana, la cabeza apoyada en su hombro; Roi, las gafas como escudo ante sus ojos llorosos: "Por si te hace falta estaré cerca de ti, solo a un par de versos de metros de ti". La idea de su partida era dolorosa. Y luego están las ausencias, que pesan cada día más.

Que se lo digan a Aitana, que ha conseguido una de sus mejores actuaciones gracias a un bolero, 'Procuro olvidarte', que Manuel Alejandro parecía haber escrito para ella. Ausencias que también le pesan a los espectadores que han ido despidiéndose, semana a semana, de aquellos a los que admiraban o habían cogido especial cariño tras seguir sus clases, sus ensayos, sus progresos, sus miedos, sus éxitos…

Ayer estaban todas las emociones a flor de piel, incluso con ese punto de sobreactuación tan querido por los artistas que sienten el calor más intenso de su público. Lo vimos con las eternas lágrimas de Ana War. La canaria, ‘meme’ constante, oscilando entre la risa y el llanto, volvió a llenar el escenario sin necesidad de recurrir al cuerpo de baile. Un bolero, un piano y un corazón tendido al sol. Sí, la emoción la llevó por el sendero de la desafinación, pero pesaba más la garra que la técnica.

Pero la palma de la sobreactuación se la llevó anoche Alfred, que remató su número con el rostro desencajado mientras mantenía los brazos en cruz, la mirada perdida en el cielo. Rocío Jurado se habría puesto en pie. "Quiero que sea un fin de ciclo. Quiero verme explotar y hacer la mejor actuación de la noche", confesaba el catalán. Pero, claro, pedir eso cuando eres novio de Amaia es pecar de inocente.

La mujer que ha llevado a C. Tangana a decir que le ha hecho famoso, la descubridora del Kanka para el gran público, la favorita de Pablo Alborán e invitada por Dani Martín a participar en su gira a cantar con él, no decepcionó con un nuevo 'amaiazo'. Vimos una Amaia intensa, llena de rabia y cargada de sensualidad. Ah, y con un vestido de cristales que le pinchaban cuando se sentaba (menos mal que vestuario le había advertido que no dijera nada).

Pero Alfred tenía nueva competencia para cumplir su sueño. Anoche, Miriam tuvo la noche más inspirada de todo el concurso: "busco el difícil equilibrio entre la técnica y la emoción", había reconocido a los Javis. En el primer pase de micros de dejó llevar por la emoción; en el segundo, por la técnica. En la gala, al fin, la gallega estalló con la difícil ‘What about us’, de Pink, que dedicó a todas personas fuertes que están pidiendo a gritos su ración de amor.

País de ciegos

Y en su lento pero seguro camino hacia Eurovisión, Agoney hizo doblete: rindió homenaje a Tino Casal con 'Eloise' al tiempo que rendía tributo en los agudos a Mónica Naranjo, su mayor fan, su musa, su ‘alter ego’ femenino. Ella se deshizo n elogios, claro.

Sin favoritos ni nominados, la mecánica de la elección de finalistas permitió al jurado quedar bien al jugar en positivo -salvo la desubicada, por innecesariamente dura, valoración de Julia Gómez Cora, ¿qué necesidad a estar alturas del concurso?, hacia Ana War-.

Es de justicia señalar la generosidad de Joe Pérez Orive con Alfred, al que emocionó con sus palabras. Algunos verán una forma de compensarle por su pregunta fuera de lugar de la semana pasada, pero es cierto que el jurado mantuvo la coherencia de su argumentación, expresada desde el inicio de la temporada.

Mónica, por su parte, parecía encantada de poder quitarse el disfraz de bruja para lucir su sonrisa de hada madrina. Con las puntuaciones, la España digital ardía por los cuatro costados: ¿de verdad podía quedar Aitana fuera del trío estelar con pase directo a la final y tener que ser salvada en el último momento por los profesores? Pues sí. Así fue. Menos mal que es un jurado especializado al que presuponemos un 'ojo' profesional. País de ciegos…

¿Sabías que Amaia Romero es Capricornio? Consulta su horóscopo

Seguro que también te interesa...

'OT 2017', galla 11: Roi, el expulsado

'OT 2017', gala 11: los finalistas

'OT 2017', gala 11: Ana War y Agoney, los nominados

'OT 2017', gala 11: los besos de Ana War y Jadel sobre el escenario

El motivo de la adicción de Josh Hutcherson a 'OT 2017' y de su voto para salvar a Roi

Cuando Pablo López fue triunfito y se enfrentó a Risto Mejide

Abraham Mateo, de estrella de Canal Sur a colaborar con 50 Cent


Horóscopo