celebrities

'OT 2017', gala 10: la noche de las nominaciones raras

Solo Amaia estuvo a la altura de Pablo López, el ex triunfito que anoche demostró que no hace falta ganar un concurso para triunfar.

Aitana fue señalada por el jurado para abandonar la Academia.
Aitana fue señalada por el jurado para abandonar la Academia. D.r.

Pablo López demostró que no hace falta ganar un concurso para triunfar. O, mejor dicho, para ser un artista. Después, las valoraciones del jurado dejaron a todos fuera de juego.

Noemí Galera, como directora de la Academia y madre adoptiva de todos los concursantes, bromeaba con tener una subida de leche. No era para menos. Cuando Roberto Leal conectaba con ella para conocer a quién iban a salvar los profesores, la España de las redes sociales era ya a esas horas una central lechera. Pero de mala leche. Como cada lunes, las valoraciones del jurado habían despertado al 'troll' que todos llevamos dentro, así como al experto en música que habita en cada uno de los españoles. Pero, ¿cómo llegamos al extraño momento en que Aitana, Alfred, Roi y Ana War quedaban nominados? Vayamos por partes…

Todo comenzaba con una actuación grupal, 'Resistiré' (Dúo Dinámico), cargada de emoción y con más mensaje de lo que uno pudiera imaginar. De nuevo, el reparto de frases parecía algo más que una simple casualidad: "Cuando pierda todas las partidas" (Ana Guerra, sale nominada) "… Y la noche no me deje en paz" (Aitana, sin Cepeda) "Cuando mi enemigo sea yo" (Miriam y su guerra consigo misma), "Y no reconozca ni mi voz" (Agoney, con sus derrames y faringitis) "Cuando en mi moneda salga cruz" (Nerea, expulsada)…. Claro que el broche de oro lo ponía Alfred: "Cuando el diablo pase la factura" (que se lo digan a él, que esa misma noche entraba y salía de plató por una indisposición que va haciéndose crónica como resultado del reverso tenebroso de la presión del concurso y del directo) "O si alguna vez me faltas tú" (Amaia entrando en plano junto él). Sin la garra de la puesta en escena de otras grupales más espectaculares ('La revolución sexual'), tenía sin embargo en su interpretación su mejor baza: 'Resistiré' era el grito que rondaba en la cabeza y los corazones de los ocho supervivientes tras la semana más dura del concurso. Han empezado el año doloridos, en cuerpo y alma, con un día menos de ensayos y una canción más (unos tríos metidos con calzador, que supuestamente servían para las valoraciones aunque luego el jurado se las pasó por el forro).

Duelo de nominados

El duelo de nominados se presentaba dramático, una vez más, con dos amigos que han protagonizado momentos tiernos y divertidos, que no compiten sino que se quieren y se admiran. Ambos compartían la extraña sensación de alegrarse más por el que se quedara que entristecerse por irse. Y eso que Agoney, con la voz tocada (en el único pase de micros de esta semana estuvo a medio gas), le tentaba la idea de abandonar el programa como pudimos descubrir en el canal OT24 Horas gracias a unos micros abiertos. Sus compañeros, con Alfred y Miriam a la cabeza, insistían en que se quedara. De todos, es el único que ha demostrado verdadero interés por ir a Eurovisión: abandonar o salir expulsado se lo habría impedido. Lo tiene más cerca.

Agoney eligió un himno de Queen, 'Somebody to love', que tantas florituras vocales le habrían permitido desplegar de encontrarse bien. Pero no lo estaba del todo: tampoco le vino mal porque estuvo más contenido. El desgarro que echamos en falta lo puso Nerea con 'Listen', de Beyoncé, en el que volvió a comenzar con dudas para crecerse en un final apoteósico.

El resto de actuaciones de la gala

Aitana hizo de Aitana con 'Cheap thrills', de Shia. Pero la Aitana que añora a Cepeda es demasiado llorica. Sí, sonreía mientras el cuerpo de baile se descoyuntaba detrás de ella, pero parecía una sonrisa nerviosa.

Ana Guerra volvió a comerse el escenario. Enterito: desde la mesa del jurado hasta el sofá, con todos sus compañeros bailándole el agua (premio para Vicky por ese 'momentazo' de coreografía total). No era Celia Cruz. Ni falta que le hacía. La Bikina sabe hacer el 'tumbao', qué demonios.

Roi se volvió acelerar, pero emocionaba cuando metía sus demonios en la caja de atrezzo con los bailarines. Luego los sacó a bailar con Roberto Leal en un gag que parecía que solo había ensayado uno de los dos y quedaba un poco desubicado.

Miriam quiso transmitir verdad y sinceridad con 'Quisiera ser', de Alejandro Sanz, pero se quedó más en intención que en realidad. Sin vibrato, sí, pero sin corazón suficiente.

Almaia protagonizó la cara y la cruz de la noche: Amaia volvió a emocionarnos y Alfred, a preocuparnos. Ella al piano, en apariencia pequeña; en realidad enorme: toda sensibilidad, nos hizo soñar con ella una vez más. Él, con el gesto adusto, la mirada algo perdida, pero con un par en el escenario, entregándose a la música de Seal. A la música, siempre. "Tu mente es tu pentagrama", le diría después Mónica Naranjo antes de pasarle el puñal a Carlos Jean para nominarle. El claustro le salvó porque se lo merecía. Que el jurado salvara a Miriam y Agoney frente sus compañeros es uno de esos enigmas que todo concurso de televisión necesita para enganchar, para polemizar. "Es un programa vivo", como diría Noemí Galera antes de la subida de leche. Vivito y coleando.

¿Sabías que Amaia Romero es Capricornio? Consulta su horóscopo

Seguro que también te interesa...

'OT 2017', gala 10: Nerea, expulsada

'OT 2017', gala 10: Ana War y Roi, nominados

'OT 2017', gala 10: Alfred y AItana, salvados

'OT 2017': Alfred, indispuesto, abandona varias veces la gala

'OT 2017': Amaia le hace la 'cobra' a Alfred

'OT 2017': el dolor en el pecho que impidió a Aitana participar en 'El Chat'

Twitter se burla de la valoración de Mónica Naranjo a Aitana

'OT 2017': el discurso feminista de Amaia sobre la depilación

Alfred agradece el cariño recibido tras su ataque de ansiedad

'OT 2017'. Nerea: "La música ha sido mi tabla de salvación"


Horóscopo