Sarah Ferguson: "Me llamaban duquesa de Pork"

  • La exmujer del príncipe Andrés hace una peculiar terapia en un 'reality show', que verá la luz en España el próximo mes de abril.

Su historia de amor con el príncipe Andrés parecía que iba a ser un cuento de hadas. Sarah pensaba que este enlace pondría el punto final a sus traumas infantiles –en buena parte, provocados por su padre– y significaría el principio de su felicidad.

Pero no fue así. Su matrimonio apenas duró seis años y durante el mismo, su falta de autoestima no hizo más que acrecentarse. De todo esto y de sus problemas económicos y con la justicia habla Ferguson en el 'reality' 'Buscando a Sarah', del que destacamos sus grandes titulares: 

  • "Mi padre me llamaba oveja tonta. Me decía que parecía un payaso y que tenía que crecer, y dejar de ser tonta".
  • "Esta mañana me he mirado al espejo y me he dicho: no me extraña que nadie te quiera, eres horrible".
  • "Dijeron que era una mala madre. La Fergie mala vendía periódicos y desde entonces, no he parado. Empezaron a llamarme duquesa de Pork (cerdo) o Fergie la gorda pecosa, y yo era tan tonta que me afectaba".
  • "Soy adicta a la aprobación. En cierto modo, me alegro de ser una adicta, porque al menos podré darle un nombre. Creía que solo era un tren descarriado".
  • "En el palacio, había demasiadas reglas y restricciones. No sabía qué hacer".